martes

Reseña: Humanos de Matt Haig

El profesor Andrew Martin de la Universidad de Cambridge, uno de los genios matemáticos de nuestro tiempo, acaba de descubrir el secreto de los números primos, encontrando al mismo tiempo la clave que dará respuesta a los misterios del universo y que garantizará el fin de la enfermedad y la muerte. Alertados de esta situación y convencidos de que los secretos de los números primos no pueden dejarse en manos de una especie tan violenta y primitiva como los humanos, los vonadorianos, una civilización mucho más evolucionada, envían a un emisario para hacer desaparecer a Martin y todo rastro de su descubrimiento.

¿Qué nos ha gustado? 
- Para reír, para llorar, para sonreír…: Humanos es una novela que tiene la gran virtud de infundir en el lector muchas emociones diferentes. En algunas partes, lloraremos a más no poder y será necesario echar mano de algunos pañuelos. En otras, en cambio, reiremos con las salidas ingeniosas del protagonista. Desde luego, un libro para experimentar sentimientos diversos y disfrutar al máximo de todos ellos.
- La humanidad al detalle: bajo una premisa que parece sacada de la ciencia ficción, Humanos nos adentra en una reflexión preciosa sobre lo que significa ser humano. Planteándonos, de una forma amena y espontánea, preguntas y cuestiones de gran calado, la novela se transforma en una metáfora novelada de la vida, cargada de símbolos y alegorías que le confieren una profundidad única.
- Con esencia: poco o nada se puede decir en contra de los personajes de Humanos. Todos ellos están caracterizados a la perfección y su papel en la novela nunca decae. No solo el protagonista se convierte en una figura carismática y llena de vida sino también el resto de personajes, incluida su esposa y su hijo.

¿Qué no nos ha gustado?
- Ligeramente previsible: a pesar de la enorme calidad del libro, Matt Haig no nos ofrece una premisa demasiado original. Muchos de los acontecimientos son previsibles y el final se ve venir con antelación. Pocas sorpresas nos esperan en Humanos.

2 comentarios :

Comineza prometiendo mucho y se torna previsible, como dice la crítica. Sin embargo creo que el hallazgo está en las reflexiones que hace el narrador/personaje sobre la esencia humana pues te lee todos los miedos, las ambiciones, los fallos, los aciertos que nos caracterizan. Describe al ser humano en su totalidad y con un lirismo y pasión que enamora. Por eso, se torna una novela recomendable. Tal vez, hubiese faltado un poco más de vértigo en la trama, explotar más a fondo la veta humorística, el enredo, trabajar más el dramatismo y no llegar tan pronto al final feliz. Lo demás, exquisito.

Sí, añadiendo esos puntos que comentas la novela habría quedado más completa desde luego. Es una pena porque el principio es muy bueno y la premisa también.

Publicar un comentario