miércoles

Reseña: Sólo un día 2. Sólo un año de Gayle Forman

Cuando abre los ojos, Willem ignora qué lugar del mundo se encuentra. Todo cuanto sabe es que, una vez más, está solo, y que necesita dar con Lulu. Pasaron un día mágico en París, y algo en ese día –en esa muchacha- hace que Willem se pregunte si su destino no será estar juntos. Desde entonces viaja por todo el mundo con la esperanza de encontrarla.

¿Qué nos ha gustado? 
- Preguntas profundas: como novela de relfexión y aprendizaje, Sólo un año es una muy buena opción. A través del personaje de Willem Gayle Forman nos plantea muchas cuestiones trascedentales que encajan bien con la mentalidad y las necesidades de los lectores adolescentes.
- Correcto: desde el punto de vista estilístico, Sólo un año es una novela que no decepciona. Mantiene esa misma prosa fluida que tanto nos gustó en Sólo un día y la autora no se deja llevar por clichés o salidas fáciles.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Menos romance: aunque las anteriores novelas de Forman e incluso la portada del libro pueden dar a entender que Sólo un año va a seguir el género romántico igual que sus predecesoras, ésta es una impresión errónea. Es más bien una novela realista de madurez en la que el lector presencia el progresivo crecimiento de su protagonista. Poco amor nos encontraremos en sus páginas.
- Lentitud: a diferencia de los libros precedentes de la autora, Sólo un año tiene un desarrollo argumental muy lento.

0 comentarios :

Publicar un comentario