lunes

Reseña: Night school 3. Persecución de C. J. Daugherty

Todo parece venirse abajo… Allie está furiosa y desorientada. Siente la constante amenaza de un espía infiltrado en la Academia Cimmeria. Pero no es la única que se encuentra así: todo parece venirse abajo en la escuela. Los estudiantes no entienden qué está ocurriendo, los profesores se enfrentan unos a otros y las Reglas han comenzado a perder fuerza. Cuando Nathaniel revela su plan, la directora Isabelle deja de tener control sobre la academia, pero también sobre la Night School y toda la organización que la sustenta. El miedo ha invadido el lugar y la amenaza está próxima. No se puede confiar en nadie: ya nadie está salvo. Esta vez Nathaniel no representa una amenaza para los alumnos de Cimmeria; ellos mismos se han convertido ahora en la verdadera amenaza.

¿Qué nos ha gustado? 
- Mejorado: aunque el primer libro de la serie fue realmente bueno, el segundo nos dejó un cierto sabor agridulce. Sin embargo, C. J. Daugherty ha conseguido recuperar en Persecución gran parte del empuje de la novela inicial, superando muchas de las trabas del segundo.
- Personajes reconducidos: una de las principales limitaciones de El Legado fue el giro tan radical que dio la personalidad de los protagonistas. En Persecución, en cambio, parece que el elenco goza de nuevo de ese carisma que tuvo en Night school, y sus personalidades no se presentan tan contradictorias como en la anterior novela.
- Suspense: una vez más, la trama de este tercer libro de la saga está centrada en el suspense. En este sentido, Daugherty logra crear una sensación de misterio bastante conseguida, que recuerda bastante a la del primer libro.

¿Qué no nos ha gustado? 
- A ratosPersecución tiene algunos capítulos en los que el ritmo decae y se vuelve demasiado pausado. Da la impresión de que la trama es una sucesión de altibajos que no termina de encontrar el ritmo adecuado.

0 comentarios :

Publicar un comentario