jueves

Reseña: La esencia del jazmín de Jude Deveraux

Charleston, 1799. A Cay Edilean Harcourt, hija del refinamiento sureño y pintora de talento, no le faltan pretendientes para cumplir su sueño de casarse y formar una familia. Sin embargo, el espíritu intrépido de Cay, acrecentado tras criarse con tres hermanos varones, se ve puesto a prueba cuando su padrino, que se encuentra postrado debido a un accidente, le encomienda una urgente tarea: de camino a un baile de sociedad, debe entregar un caballo y la carga que este lleva a Alexander McDowell, el hijo de un viejo amigo. Pero Alex es también un prófugo de la justicia, acusado de haber asesinado a su esposa.

¿Qué nos ha gustado? 
- Una fórmula asegurada: La esencia del jazmín es una novela propiamente made in Jude Deveraux. Si lo que el lector quiere es leer un libro de corte histórico en la que las figuras femeninas llevan el peso de los acontecimientos, La esencia del jazmín puede ser una buena opción de lectura.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Planos: los personajes han dejado de ser el gran baluarte de Deveraux. En La esencia del jazmín solo nos encontramos con figuras empobrecidas con las que el lector nunca llega a sintonizar y que carecen de la caracterización suficiente para despertar el interés.
- Perdiendo magiaLa esencia del jazmín carece de la fuerza narrativa que siempre han tenido las novelas de Deveraux  Los acontecimientos quedan desdibujados en muchos casos, mal narrados incluso, y la historia nunca llega a conectar con el corazón del lector como sí lo hacían las novelas iniciales de la autora.
- Increíble: algunos giros de la trama requieren por parte del lector un tremendo acto de fe. Además de ser increíbles por lo irreal de las situaciones, caen en un predominio de las salidas fáciles de acomodo que contradicen en muchos casos la propia trama.

0 comentarios :

Publicar un comentario