miércoles

Reseña: El enigma Flatey de Viktor Arnar Ingolfsson

1960, la primavera se instala al fin en Islandia. Tres cazadores de focas encuentran en una playa un cadáver en avanzado estado de descomposición. La pequeña comunidad de Flatey sabe que el muerto sólo puede ser un forastero. Kjartan, ayudante del gobernador, llega a la isla para descubrir quién es el asesino de un misterioso investigador de códices danés. Cada pista lo conduce hasta un enigmático manuscrito medieval, el Libro de Flatey. Pero hay una nueva víctima. Esta vez con un águila grabada con sangre en la espalda. El culpable sigue en la isla.

¿Qué nos ha gustado?
- Personajes múltiples: en El enigma Flatey no existe un único protagonista. Muchos son los personajes principales que intervienen en la trama lo que ofrece al lector una amplia variedad de perspectivas todas ellas diferentes y combinadas a la perfección.
- Thor y compañía: uno de los ejes centrales de El enigma Flatey es la mitología nórdica. Viktor Arnar Ingolfsson inserta un sinfín de tradiciones y leyendas a lo largo de la novela que nos acercan la riqueza religiosa de la zona y que mostrarán al lector muchos secretos de los pueblos escandinavos.
- El frío de los paisajes: El enigma Flatey hace una muy buena labor de contextualización. Aunque el escenario no tiene una importancia esencial en la novela, el autor recrea los paisajes del norte de Europa con mucho acierto, llegando a eclipsar la trama en algunos puntos.

¿Qué no nos ha gustado?
- ComplejoEl enigma Flatey no es la típica novela de suspense escandinava. Posee una trama bastante compleja y una estructura que puede desconcertar a muchos por lo particular de la distribución de los capítulos, por ejemplo. Hay que enfrentarse a esta novela dejando a un lado las comparaciones y cualquier atisbo de prejuicio.

0 comentarios :

Publicar un comentario