viernes

Reseña: Shigurui de Norio Nanjo

Vigésimo primer día del noveno mes del decimoprimer año de la era Kan’ei (21 de septiembre de 1634). Amanece en el castillo de Suruga, una atmósfera desoladora lo envuelve todo, la tensión se palpa en el ambiente. Hasta este lugar han llegado para batirse en duelo los más grandes maestros de artes marciales de todo el país. A la hora de la serpiente, ante la presencia de Tadanaga, el gran consejero de la provincia de Suruga, dará comienzo el torneo que está llamado a convertirse en el más importante de la historia de Japón. En él se celebrarán once combates en los que los participantes lucharán a muerte con espadas auténticas, algo muy poco frecuente en época de paz. Cuando comience la lucha, los maestros se lanzarán a un abismo de destrucción que provocará ríos de sangre y será recordado durante siglos. A medianoche, cuando todo haya terminado, la fortaleza quedará vacía y en silencio, tan solo habitada por los fatigados espíritus de los luchadores caídos.

¿Qué nos ha gustado?
- Mayor profundidad: la principal diferencia entre el manga y la novela que en esta última Norio Nanjo concede más importancia a la caracterización de los personajes. Conocemos mejor sus respectivas personalidades y esto ayuda a que el lector se implique más con sus vidas y sus acciones.
- Acción y acción: Shigurui es una novela perfecta para aquellos lectores a los que les gusten las peleas a espada y las luchas sin cuartel. Nanjo describe las escenas de acción de tal forma que el lector logra sentirse totalmente inmerso en ellas, como si las estuviera viviendo.
- Ambientación feudal: en cuanto a los escenarios, Shigurui deslumbra por lo cuidado de su contextualización. No solo la belleza de los paisajes nipones sino también las tradiciones de la época quedan descritas en la novela con una efectividad total que nos sumerge en el Japón feudal.

¿Qué no nos ha gustado?
- Sangre a raudalesShigurui es una novela que puede no resultar del agrado de todos los lectores por lo explícito de sus descripciones. Nanjo incide sobre los detalles más escabrosos sin miramientos lo que puede herir la sensibilidad de algunos.

0 comentarios :

Publicar un comentario