viernes

Reseña: El médico de Noah Gordon

Un joven aprendiz de médico con un don para sanar nunca visto recorrerá la Europa sombría y oscura del siglo XI hasta la fascinante Persia, para encontrarse con el mejor maestro imaginable: el mítico Avicena. Rob J. Cole, un joven londinense del siglo XI que pertenece a una familia de carpinteros, queda huérfano a los nueve años y con la responsabilidad de cuidar de sus cuatro hermanos menores, a quienes va encontrando hogar. Una vez solo coincide con Henry Croft, un cirujano barbero que deambula por Inglaterra montando espectáculos y dedicándose a ejercer de curandero para vender un ungüento milagroso y del que se convierte en aprendiz.

¿Qué nos ha gustado? 
- Paisaje histórico: aunque El médico se desarrolla en un momento histórico complicado en el que las luchas de religión y los conflictos internos estaban a la orden del día, Noah Gordon consigue retratar todas estas confluencias con un rigor excepcional, en el que no faltan datos históricos ni la solidez histórica.
- Difícil que no guste: El médico es una novela que combina, mezcla y aprovecha las particularidades de distintos géneros en su propio beneficio para crear una trama que tiene de todo un poco para encandilar a todo tipo de lector.
- La estrella de la novela: el gran baluarte de El médico son sus personajes y, muy especialmente, su protagonista. La precisión de las caracterizaciones y la humanidad que Gordon infunde en todos ellos hace que el elenco resulte atractivo y carismático durante todo el libro.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Falta pulir: la prosa de Gordon no es todo lo perfecta que cabría esperar. El autor echa mano en algunas ocasiones de más de un cliché narrativo lo que empobrece la narrativa de la novela.

0 comentarios :

Publicar un comentario