jueves

Reseña: La tierra larga de Terry Pratchett y Stephen Baxter

1916. El soldado Percy Blakeney recibe el impacto de un obús en una trinchera francesa. Despertará envuelto por el canto de los pájaros en un entorno pacífico, donde han desaparecido el barro y la metralla de la guerra. 2015: la ciudad de Madison, Virginia, en Estados Unidos. La agente de policía Monica Jansson investiga el incendio en la casa de un extravagante científico que ha desparecido sin dejar rastro. Algunos lo tildan de loco, otros lo consideran muy peligroso. Entre los escombros, Monica descubre un curioso mecanismo compuesto de una caja, una serie de cables... y una patata. Se trata del prototipo de un invento que cambiará para siempre nuestra manera de ver el mundo.

¿Qué nos ha gustado? 
- Ciencia ficción pura y dura: para los amantes de la ciencia ficción más clásica, La tierra larga es una apuesta segura. Terry Pratchett y Stephen Baxter echan mano de las bases más tradicionales del género para dotar a la trama de una contextualización futurista bien trabajada que nos recuerda a algunas obras clásicas de la ciencia ficción.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cero humor: La tierra larga es una novela que sigue la línea de novelas propia de Baxter más que el estilo al que nos tiene acostumbrados Pratchett. ¿La razón? Falta todo ese humor y sarcasmo que ha caracterizado siempre las novelas del autor de Mundodisco y la novela tiende más hacia la ciencia ficción reflexiva de Baxter.
- Buenos conceptos, poco desarrollo: en La tierra larga hay muchas ideas fascinantes que aportan atractivo y originalidad a la novela y que podrían haber dado mucho de sí. El problema es que los autores no explotan estos atractivos de forma adecuada y quedan, al final, reducidos a unos detalles superficiales.
- Personajes poco brillantes: el elenco de La tierra larga está bastante empobrecido. Figuras nada deslumbrantes, algunas incluso con una caracterización vana, y muchos estereotipos a su alrededor.

2 comentarios :

No me ha terminado de gustar la novela. En algunos momentos es hasta aburrida.

Es verdad. Hay ciertos capítulos, sobre todo hacia la mitad, que se hacen insufribles.

Publicar un comentario