viernes

Reseña: La legión de los inmortales de Massimiliano Colombo

Año 55 a. C. Una flota de guerra avista una tierra desconocida que resulta estar poblada por feroces guerreros capaces de infundir temor incluso a los soldados de Julio César. Ante el pánico que se apodera de las tropas, un hombre se arroja a las gélidas aguas. Es Lucio Petrosidio, aquilífero de la Décima Legión. Como un solo hombre, detrás de su águila, la legión de los Inmortales acomete el asalto. Por César y por Roma, Lucio y sus compañeros, Máximo, Quinto y Valerio, se batirán sin tregua por conquistar Britania y para proteger a Gwynith, la esclava pelirroja que ha conquistado el corazón del aquilífero. Hasta un lugar llamado Atuatuca, donde acecha un destino de sangre…

¿Qué nos ha gustado?
- En mitad del campo de batalla: La legión de los inmortales nos traslada al entorno militar de las legiones romanas, adentrándonos en la vida cotidiana de los legionarios y también en las luchas encarnizadas que protagonizaron gracias a una reconstrucción militar a la que pocos detalles técnicos le faltan. Para aquellos lectores a los que les guste las novelas militares, esta es una opción muy interesante.
- El entorno romano: con todo lujo de detalles y con una base histórica muy sólida y conseguida, Massimiliano Colombo reconstruye las costumbres, dificultades y rivalidades de la Roma del momento hasta conformar un entorno social, político y religioso muy riguroso con la época.
- Humanizando a los guerreros: los personajes son, posiblemente, lo mejor de La legión de los inmortales. Colombo consigue sumergirnos en el corazón y en las almas de los legionarios que protagonizan esta novela hasta hacerlos próximos y muy atractivos al lector.

¿Qué no nos ha gustado?
- Mucha información: La legión de los inmortales tiene un excesivo bagaje informativo pues ahonda en detalles muchas veces secundarios que pueden saturar al lector de datos y fechas históricas.

0 comentarios :

Publicar un comentario