jueves

Reseña: Gemelas de Saskia Sarginson

Viola e Isolte, Issy, son idénticas e inseparables. No importa si su madre las lleva a vivir a un pueblecito galés o a los bosques ingleses de Suffolk porque las tres están convencidas de que estarán siempre juntas. Pero un verano un inocente error las condujo por caminos opuestos. Ahora, ya veinteañeras, Issy ha triunfado, escribe para una revista de moda y vive con su novio en Bloomsbury, mientras que Viola, infeliz y anoréxica, se destruye lentamente a sí misma, consumida por los hechos que sin saber desencadenaron cuando eran niñas.

¿Qué nos ha gustado? 
- El centro del corazón: el núcleo de Gemelas son las dos protagonistas. No existe como tal una línea argumental clara sino que, más bien, todo el libro gira alrededor de sus sentimientos y pensamientos, de cómo las mismas experiencias cambian a las hermanas de forma diferente. En este sentido, Saskia Sarginson hace un retrato muy concienzudo de la mentalidad humana y se adentra en la marea de emociones de las gemelas con mucha efectividad.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Predecible: aunque Gemelas parte de una premisa interesante, la trama no ofrece nada deslumbrante ni novedoso que pueda sorprender al lector. De hecho, los acontecimientos se mueven dentro de lo previsible y lo poco original con demasiada frecuencia.
- Violencia animal: aquellos lectores que sufran con escenas en las que se maltrata de forma excesiva y violenta a los animales pueden encontrar en Gemelas un buen motivo para no leer la novela. Hay algunos momentos en los que, a pesar de la carga metafórica que encierran las escenas, el detallismo con el que están descritas resulta desagradable.
- Pasado descompuesto: aunque la estrategia de retroceder en el pasado es una herramienta muy recurrente, Sarginson no consigue utilizarla de forma efectiva ni adecuada. Al final, los vaivenes entre el tiempo presente de las gemelas y su infancia se convierte en un caos temporal que marea al lector.

0 comentarios :

Publicar un comentario