lunes

Reseña: Yo te miro de Irene Cao

Si se pudiese capturar el placer, Elena lo haría con los ojos. Tiene veintinueve años, una belleza inocente y descarada y aún desconoce la pasión. Su mundo está hecho de arte y colores, los del fresco que está restaurando en Venecia, la mágica ciudad que la vio nacer. Hasta que encuentra a Leonardo, un chef de fama internacional que irrumpe en su vida y le da un vuelco a su historia de amor en ciernes con Filippo, a la idea que siempre ha tenido de sí misma y, sobre todo, a su manera de vivir el sexo. Porque Leonardo, inquilino inesperado en el palacio en el que ella trabaja, llega para abrir las puertas de un paraíso inexplorado del que solo él posee las llaves. Los secretos de la cocina, de la materia ordinaria que se transforma en sus manos en éxtasis para el paladar, no son los únicos que conoce.

¿Qué nos ha gustado? 
- La ciudad de los canales: Cao hace una muy buena labor contextualizadora. Venecia se convierte en un escenario inmejorable para la trama de la novela que la autora aprovecha y saca todo el jugo.
- Personal e íntimo: Irene Cao cuida mucho los trasfondos personales de cada personaje, ofreciendo lineas argumentales secundarias que enriquecen la principal y contribuyen a humanizar mejor a los personajes.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Perdiendo todo lo bueno: las primeras cien paginas de Yo te miro son muy buenas. Pero a partir de la mitad, todo este empuje incial se pierde y la trama se convierte en una sucesión de escenas eróticas que no ofrecen nada sobresaliente ni diferente.
- Clichés hasta la saciedad: los personajes de Yo te miro no son nada del otro mundo. Todos ellos están anclados por estereotipos manidos y nada novedosos.

0 comentarios :

Publicar un comentario