viernes

Reseña: El universo contra Alex Woods de Gavin Extence

Alex Woods sabe que el principio de su vida no ha sido muy normal. También sabe que lo más improbable puede suceder, como que un meteorito te caiga en la cabeza. Lo que aún no sabe es que su amistad con el viejo y gruñón profesor Peterson le llevará a vivir la gran aventura de su vida. A los diecisiete años, Alex es detenido mientras conduce en la frontera de Dover, con 113 gramos de marihuana en la guantera y una urna llena de cenizas en el asiento del copiloto mientras el país entero le persigue. Pero él tiene bastante claro que ha hecho lo que debía… El universo contra Alex Woods es la inolvidable historia de una amistad inesperada entre dos outsiders. Una aventura extraordinaria a través de un personaje memorable que, sin un gramo de sensiblería, te hará reír y llorar por igual.

¿Qué nos ha gustado? 
- Humor intercalado: aunque El universo contra Alex Woods no es una novela para reír sin parar, Gavin Extence inserta en algunos capítulos ciertos toques humorísticos que son de agradecer y con los que, al menos dejaremos escapar alguna que otra risa.
- Un elenco variado y diverso: no hay demasiados personajes en El universo contra Alex Woods pero los pocos que hay están bien caracterizados. Cada uno tiene una voz propia y característica y asumen su función dentro de la trama sin quedar relegados a segundos planos.
- Siguiendo los pasos de Vonnegut: el estilo de Extence recuerda en cierto modo al de Kut Vonnegut, el autor de Matadero cinco y Mire al pajarito. Esto se aprecia en las claras reminiscencias que hay en su estilo en El universo contra Alex Woods, preciso, pulcro, dado a pocas florituras pero con la capacidad de decir mucho en pocas palabras.

¿Qué nos ha gustado? 
- Algo más: a pesar de que Extence ha mejorado mucho con respecto a sus primeras novelas, aún le queda un paso antes de alzarse como un autor consagrado. En El universo contra Alex Woods se aprecia aún esta inmadurez pues la novela no termina de tener ese gancho que atrape al lector.

0 comentarios :

Publicar un comentario