martes

Reseña: El hombre que perseguía al tiempo de Diane Setterfield

William acababa de cumplir diez años cuando consiguió la admiración de todos sus amigos: su ojo experto apuntó a un grajo que descansaba en un árbol lejano y, tras un instante de concentración, el tirachinas dio en el blanco. Nada grave, en apariencia; solo una chiquillada, pero desde entonces su vida cambió y William se propuso olvidar el pasado, trabajando duro para adelantarse al tiempo y a sus leyes. Los años fueron pasando, y un hombre vestido de negro empezó a rondar a William en las circunstancias más trágicas. Nació así una extraña unión entre los dos caballeros, y se inauguró en Londres una tienda espléndida, donde se exponían las telas y los complementos adecuados para el duelo de los difuntos. El negocio fue un éxito, y William durante un tiempo pensó que su apuesta por el olvido era acertada, pero llegó un día en que un grajo muy negro surcó el techo acristalado del almacén y de golpe el pasado volvió, cargado de secretos y dispuesto a tomarse su venganza…

¿Qué nos ha gustado?
- Belleza en las palabras: el estilo de Diane Setterfield es bastante correcto. Hace una buena elección del lenguaje y las descripciones resultan evocadoras en la mayoría de los casos.
- Recuerdo de un clásico: El hombre que perseguía al tiempo recuerda bastante a Un cuento de Navidad. Comparte con la novela de Dickens el mismo trasfondo de redención personal y fantasmas personales y ofrece un mensaje final muy parecido.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Demasiado lineal: la trama de El hombre que perseguía al tiempo peca de linealidad. Setterfield no inserta ningún giro inesperado ni sorprendente y la historia se mueve dentro de lo previsible, sin saltos que despierten el interés del lector.
- Un personaje frío como el hielo: William, el protagonista de El hombre que perseguía al tiempo, es una figura con la que el lector no llega a empatizar por completo. Su personalidad resulta a veces demasiado fría y su ausencia de humanidad lo convierte en un personaje distante y poco cercano.

0 comentarios :

Publicar un comentario