lunes

Reseña: Como el viento entre los almendros de Michelle Cohen Corasanti

En un pequeño pueblo rural de Palestina, la vida de Ichmad, de doce años, está a punto de cambiar. Con su padre encarcelado, el hogar familiar y sus bienes confiscados, Ichmad comienza su interminable lucha por salvar a su familia de la pobreza. Descubrirá así que tiene un gran talento para la ciencia, y con ello logrará trascender los estereotipos raciales y religiosos. Una novela que abarca siete décadas de una vida en un viaje de la infancia a la madurez lleno de conflictos y tristezas, de consuelo, alegrías y optimismo, guiado por aquellos contrastes que nos permiten comprender el mundo que nos rodea.

¿Qué nos ha gustado? 
- Una lección moral: por encima de la trama de ficción de Como el viento entre los almendros prima el mensaje filosófico y social que Michelle Cohen Corasanti ha impreso en la novela. La autora hace ver al lector que, a pesar de los diferencias, todos somos iguales y que el odio entre países y culturales es un sinsentido. Un trasfondo para reflexionar y para recapacitar sobre las obcecaciones sociales y los prejuicios.
- Los sentimientos de la vida: Como el viento entre los almendros es, ante todo, una novela sobre la vida y las adversidades sintetizada a través de la figura de Ichmad, el protagonista y figura central de la novela. A través de él, descubriremos el amor, la amistad y el valor de la familia pero, sobre todo, nos encontraremos con una explosión sentimental que nos llegará a lo más hondo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Extremos: en algunos puntos, la autora tiende a presentar situaciones y personajes como extremadamente buenos o extremadamente malos, sin que exista una caracterización más templada.
- De lágrimas fáciles: Como el viento entre los almendros es una novela desgarradora, con momentos en los que las lágrimas tentarán incluso a los menos sentimentales. Pobreza, desesperación y crueldad plagan la novela, poco apropiada para aquellos que busquen una lectura optimista y desenfadada.

3 comentarios :

Hola. Una consulta, ¿desde qué edad recomendarías este libro y por qué?

Dado que la novela tiene algunas escenas de cierta crudeza (no hay violencia explícita pero sí momentos cargados de dramatismo) que pueden impresionar a los lectores más jóvenes, nosotros pondríamos como franja de edad de los 16-18 para arriba. Si quieres un consejo adicional, Como el viento entre los almendros es un buen libro para debatir en un club de lectura, por ejemplo, porque plantea muchas cuestiones que pueden dar pie a debates interesantes.

Me desorienta un poco la forma en que trascurre este libro: los palestinos: santos, inocentes y buenos, los judíos los malos de la película, y lo extraordinario es que la autora es judía. En toda sociedad hay gente buena y mala, pero un puedo mas que recordarle a la autora que los palestinos dijeron a periodistas (salió en los diarios) que "no pararan hasta echar a todos los judíos al mar". No cual es la opinión de la autora. Carmen Pinto. Chile

Publicar un comentario