lunes

Reseña: Un cadaver entre plato y plato de Tom Hillenbrand

Harto del frenesí y el estrés de su etapa como chef estrella en los restaurantes más conocidos de París, Xavier Kieffer ha renegado de la fama y el glamur de la haute cuisine, y de una cocina que, por fuertes intereses económicos, ha olvidado su auténtica esencia. En el Deux Églises, su pequeño restaurante en el corazón de Luxemburgo, apuesta por recuperar sabores genuinos y elaborar recetas de siempre, hechas con amor al detalle y los mejores productos, cada vez más difíciles de encontrar. Eso le ha ganado una fiel y agradecida clientela. Sin embargo, su mundo se hace pedazos cuando monsieur Ricard, crítico de la guía gastronómica más importante del mundo, muere mientras esperaba el segundo plato. La policía obliga a cerrar el Deux Églises y Xavier descubre, para su sorpresa, que es sospechoso de asesinato.

¿Qué nos ha gustado? 
- Curiosa combinación: Un cadaver entre plato y plato es una novela que conjuga dos mundos muy distintos, el de los fogones y el de los asesinatos. Unir bajo una misma novela ambas realidades es una apuesta arriesgada que, sin embargo, Tom Hillenbrand ha sabido llevar a término de forma convincente y coherente.
- Disfruta: como ya vimos en El festín de John Saturnall de Lawrence Norfolk, Un cadaver entre plato y plato es un placer para los sentidos. Las descripciones que Hillenbrand hace de los platos y los manjares que se cocinan a lo largo del libro son tan evocadores que el lector no podrá evitar que la boca se le haga agua conforme va leyendo.
- La cocina más oscura: Hillenbrand aprovecha la trama de Un cadaver entre plato y plato para enseñarnos el exigente y competitivo mundo de la alta cocina. Nos adentra en las traiciones, sinsabores y preferencias a las que se ven sometidos los cocineros profesionales y desmitifica el halo de perfección del que se ha visto rodeado el mundo culinario en los últimos años.
- Prosa sin aderezos: Un cadaver entre plato y plato tiene una narrativa fresca y distendida que prescinde de retorcimientos y que va directa a la esencia del asunto. Su mayor fuerte son los diálogos, rápidos y amenos, que se convierten en el pilar fundamental de la novela.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Perdido: a pesar de que el libro incluye un glosario de términos, a veces el lector acaba perdido entre tanta palabra técnica. Para todos aquellos que no estén muy habituados al vocabulario culinario, consultar continuamente el glosario puede resultar molesto.

2 comentarios :

No creo que sea molesto consultar el diccionario a cada momento, digo aprendes nuevas palabras y amplias, gracias a ello, tu conocimiento.

Como la primera incursión en este mundo... muy bien.
El final... el final... harto apresurado. Posiblemente se deba a la autocrítica

Publicar un comentario