miércoles

Reseña: Philomena de Martin Sixmith

Irlanda, 1952. Enviada al convento de «mujeres caídas» de Roscrea por quedarse embarazada antes del matrimonio, la joven Philomena Lee, después de tres años de cautiverio, ve impotente cómo una adinerada familia americana se lleva a su hijo a Estados Unidos con la autorización de las religiosas de la institución. Desde entonces, madre e hijo inician una búsqueda incansable, a pesar de la distancia y del tiempo, para reencontrarse.

¿Qué nos ha gustado? 
- Mostrando una realidad olvidada: el tema de las adopciones ilegales en Irlanda es uno de los más controvertidos de los últimos años pero también es muy poco conocido tanto dentro como fuera de las fronteras del país. Esta novela ofrece una visión realista de esta temática, revelando al mismo tiempo, una verdad ocultada durante años por las autoridades.
- Para llorar: Philomena no es una historia ligera ni amena. Más bien es una novela muy dramática cuya trama no tarda en llegar a la fibra sensible del lector y que hará derramar algunas lágrimas a los más sensibles.
- Enmarcando el drama: Martin Sixmith hace una muy buena labor contextualización la trama de Philomena. No solo da forma a la Irlanda convulsa en la que Philomena es separada de su hijo sino que también muestra con bastante acierto las dificultades de la era Nixo-Reagan en la que se ve abocado a vivir su hijo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Ralentizando en algunos puntos: las incursiones tan detalladas que Sixmith hace en la vida de Mike pausan bastante el ritmo de la novela sin que se aporte material narrativo de importancia.
 

0 comentarios :

Publicar un comentario