viernes

Reseña: Los corruptores de Jorge Zepeda

En Ciudad de México, Tomás, un periodista que ha ido perdiendo su vocación, redacta la noticia del asesinato de la famosa actriz Pamela Dosantos. Para llegar cuanto antes a las novecientas palabras que le exigen, incluye algunos detalles como la ubicación del cadáver, sin contrastar sus fuentes. Por desgracia, la publicación de ese dato lo colocará en el punto de mira: el cuerpo estaba a escasos metros de la casa de Salazar, el hombre más poderoso del nuevo gobierno al que prácticamente lo está incriminando. El primero en alertarlo del peligro que corre es Mario, uno de los componentes de Los Azules junto al propio Tomás, Amelia y Jaime. Amigos desde el colegio, se ganaron el nombre por el color de las libretas que les proporcionaba el padre de uno de ellos, y salvar, no sólo lo que queda de sus ideales sino su propia vida.

¿Qué nos ha gustado? 
- Medios al poder: Jorge Zepeda inserta como trasfondo secundario a la trama una reflexión sobre el cuarto poder que no deja de resultar interesante. La propia trama nos ofrece una panorámica sobre lo mejor y lo peor de la prensa, de cómo su influencia puede dinamizar un acontecimiento menor hasta convertirlo en un boom mediático, pero también de las presiones a las que se ve sometida para acallar lo que sabe.
- Las entrañas del poder: Los corruptores es, ante todo, un thriller político. Zepeda nos muestra los trapos más sucios, la corrupción y las ilegalidades a las que se ve sometida la política mexicana, sin esconder nada.
- Un protagonista complejo: Tomás, el periodista protagonista de Los corruptores, es una figura que nos deslumbrará desde el principio. Lleno de viveza y, sobre todo, muy bien caracterizado, no tarda en eclipsar al resto del elenco, menos profundo y perfeccionado que la figura central de la novela.

¿Qué no nos ha gustado? 
- México o cualquier otro lado: en teoría, Los corruptores está ambientada en México pero, en la práctica, la contextualización del país es tan vana (no se muestra la verdadera esencia social ni lo que se esconde en las calles del país) que la trama bien podía desarrollarse en cualquier país del mundo sin que hubiera demasiada diferencia.

0 comentarios :

Publicar un comentario