lunes

Reseña: Libertad de Jakob Ejersbo

Christian es hijo de una pareja danesa que vive y trabaja en Tanzania. Pasa mucho tiempo solo, pero acaba por hacerse amigo de Marcus, un niño negro pobre cuya familia trabaja para blancos. La amistad de los dos chicos se hace fuerte y los dos amigos vivirán experiencias intensas y violentas. Su vida cotidiana transcurre en un mundo lleno de contrastes y conflictos, un mundo en que la enfermedad y la muerte están continuamente presentes y el alcohol fluye sin control. Con Libertad, basada en las propias experiencias infantiles del autor en África, se cierra la trilogía tanzana de Jakob Ejersbo.

¿Qué nos ha gustado? 
- Viviendo en África: Jakob Ejersbo ofrece en Libertad una imagen muy real y viva de la África contemporánea. Describe con acierto los paisajes de ensueño y los bellos entornos pero también retrata sin tapujos la vida diaria, las tradiciones y las dificultades a las que se enfrentan cada día miles de personas en el continente africano.
- Mensaje político: Libertad encierra tras de sí una importante crítica social, política y cultural tras su aparentemente sencilla trama. Ejersbo no duda en desvelar realidades ocultas e injusticias que ponen de relieve la verdad oculta de África.
- Sin aburrimientos: Libertad es un libro que se deja leer sin dificultades. Nos sumergiremos en sus páginas de inmediato gracias a la prosa correcta pero muy amena del autor.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Personajes poco completos: con respecto a las anteriores novelas del autor, Libertad no posee un elenco tan completo. Las figuras han perdido parte del brillo narrativo con el que contaban antes y no resultan tan cercanas.
 

0 comentarios :

Publicar un comentario