viernes

Reseña: El guardián del tiempo de Mitch Albom

Una historia de vida, una historia de como el tiempo no es igual para todos, una historia que no deja indiferente a nadie. Sarah es una adolescente más y al mismo tiempo se siente fuera de lugar, no le gusta su vida, no le gusta la gente que le rodea, ni su familia, ni sus compañeros, es solitaria y además ha sufrido su primera ruptura amorosa. Víctor es un empresario de éxito pero el destino le ha jugado una mala pasada, tiene una enfermedad terminal. Ámbas personas en principio no tienen nada en común, sin embargo, los dos quieren cambiar el tiempo que les queda de vida, Sarah quiere acabar con su vida de manera temprana y Víctor quiere seguir viviendo y disfrutar de la vida. El Padre Tiempo, que regula las horas y los días, quiere mostrarle a Sarah y a Víctor el verdadero sentido del tiempo y para ello baja a la Tierra. Una conmovedora historia en el que el lector puede apreciar la fragilidad de la vida, y estar agradacido con lo que hemos vivido y lo que todavía nos queda por vivir.

¿Qué nos ha gustado? 
- Valor temporal: el tiempo es el eje absoluto de la novela. Toda la trama gira alrededor de él y el autor lo aprovecha para reflexionar sobre sus límites y sus posibilidades. Consigue jugar muy bien con el propio tiempo de la novela de tal forma que trasfondo y trama se fusionan de forma muy conveniente.
- Sin retorcimientos: Mitch Albom posee una prosa efectiva, concisa pero cuidada, que no se pierde en complejidades y que aboga por la sencillez como nota predominante.
- Rapidez: la mezcla de géneros, la intriga que domina la trama y el estilo del autor hacen de El guardián del tiempo una novela rápida cuya lectura pasa en apenas un suspiro pero que, a cambio, nos deja un buen sabor de boca y nos entretiene hasta el final.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Decayendo: hacia los últimos compases, la novela pierde intensidad. Toda la fuerza de los primeros capítulos se va diluyendo poco a poco hasta concluir de una forma fría y poco atractiva.




1 comentarios :

Aunque la historia de Dor y Alli empieza bien, deja muchos siglos sin nada, en un vacio, que trata de llenar rapidamente con la historia de Sarah y Victor, pero sin explicar gran cosa del final de Dor,¿ porque seis mil años de aislamiento?, ¿pecar por saber? y mucha moraleja sobre aceptar el tiempo que nos toca vivir.Un poco liosa e infantil-ficcion

Publicar un comentario