viernes

Reseña: El color de los sueños de Ruta Sepetys

La autora ambienta su nueva novela en la Nueva Orleans de la década de los 40, una ciudad decadente, imagen de la prostitución y donde la mafia hace y deshace a su antojo. Josie es una niña de 12 años que vive en el peor barrio de Nueva Orleans, French Quarters, su madre ejerce la prostitución y su mayor sueño es salir de allí y poder ir a la universidad. Con 12 años Josie consigue alejarse de su madre y de la vida que le esperaba y consigue un trabajo en una librería donde también encontrará su hogar. Un día una chica de su edad de clase alta, Charlotte, se presenta en la tienda y Josie ve en ella su mejor pasaporte para salir de ese mundo de miseria. La autora nos presenta a una adolescente decidida, independiente y perseverante y hace de esas virtudes el pilar de la historia, una historia de superación, en el que tanto el personaje protagonista como los secundarios juegan un papel muy importante en el desarrollo de los acontecimientos.

¿Qué nos ha gustado? 
- Una heroína genial: Josie es una protagonista excepcional. Posee una gran riqueza y una caracterización inagotable y su figura, fuerte y decidida, se convierte en el eje absoluto de la novela.
- Suspense y drama: El color de los sueños es una combinación de distintas líneas genéricas que confluyen bajo una misma trama. Encontraremos mucho drama, algo de novela de maduración y un toque de suspense. Toda una mezcla que géneros y estilos narrativos que hacen de El color de los sueños una novela entretenida y rica en detalles.
- Reviviendo los años 50: Ruta Sepetys hace una buena labor contextualizando la trama de El color de los sueños. No ofrece unas descripciones demasiado detalladas pero sí consigue insertar al lector en el ambiente y en la sociedad sureña de la época.

¿Qué no nos ha gustado?
- Se te ve venir: la originalidad no es precisamente el punto fuerte de El color de los sueños. El último trabajo de Sepetys peca de cierta previsibilidad y no consigue desligarse de salidas esperadas que menguan su originalidad.
 

0 comentarios :

Publicar un comentario