miércoles

Reseña: El beso más pequeño de Mathias Malzieu

¿Cómo vivir una historia de amor con una mujer invisible? Esta es la historia de amor de un inventor melancólico que no era capaz de inventar nada y de una chica con nombre de flor que se vuelve invisible en cuanto la besan. Después de darse el beso más pequeño, el inventor descubre que Sobralia se ha desvanecido sin dejar rastro. Decidido a encontrarla, recurre a Gaspard Neige, un extraño detective privado que tiene por ayudante a un loro muy peculiar: se llama Elvis y es especialista en cazar mujeres difíciles. Pero antes de lanzarse a la búsqueda de la chica, Elvis tendrá que aprender a reconocerla. Para ello aprenderá la melodía en re menor de un pulmón asmático femenino y memorizará la historia del beso más pequeño jamás registrado. Con la ayuda de Elvis y un bombón de chocolate que reproduce el gusto que dejan los besos sobre los labios, es solo cuestión de tiempo que Sobralia reaparezca. Pero, cuando el inventor dé con ella, ¿sabrán afrontar sus miedos juntos y vivir su historia de amor? El beso más pequeño es una novela para aquellos que buscan el amor y que lo encuentran más cerca de lo que creen.

¿Qué nos ha gustado? 
- De vuelta al optimismo: en La alargada sombra del amor, Mathias Malzieu abandonó el mensaje optimista que vimos en La mecánica del corazón al ofrecernos unos personajes más depresivos y encerrados en sí mismos que se alejaban, y mucho, de la imagen que poseían sus figuras iniciales. En El beso más pequeño, en cambio, recupera la cara más amable del ser humano y nos presenta un elenco más alegre que se asemeja más a los personajes de La mecánica del corazón.
- Busca lo imposible: El beso más pequeño esconde tras de sí un mensaje que sirve a la vez de reflexión para el lector y de parábola. Malzieu dota a la trama de un sinfín de metáforas y dobles sentidos que enriquecen el trasfondo de la novela, dotándola de riqueza metafísica y de contenido trascendental.
- Pura poesía: la prosa de Malzieu en El beso más pequeño es igual a la que vimos en La mecánica del corazón y en La alargada sombra del amor. Correcta, poética, metafórica y, sobre todo, bella y evocadora. Todo un deleite para los sentidos.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Me suena de algo…: para aquellos que ya leyeron La mecánica del corazón, El beso más pequeño les resultará muy parecida. Ambas novelas comparten una premisa muy parecida y un trasfondo casi calcado que disminuye, en parte, la originalidad del último trabajo de Malzieu.


0 comentarios :

Publicar un comentario