jueves

Reseña: Años de perro de Günter Grass

Años de perro, la novela que Grass publicó pasado casi un lustro de silencio tras El tambor de Hojalata, es un enorme y afanoso cuadro de la Alemania en que nace, se desarrolla y aparece el arrebato imperial del nacionalsocialismo. Su propia técnica es ya una sátira, un ajuste de cuentas con la megalomanía cultural e histórica que culmina en el nazismo. Todo en esta novela es original, pero no porque el autor busque la diferencia gratuita, sino porque había que reinventar el lenguaje y la narrativa para describir los horrores nuevamente inventados.

¿Qué nos ha gustado? 
- Urdiendo nexos: Günter Grass acierto de lleno en la configuración de las relaciones entre personajes. Ninguna de ellas resulta impostada y los vínculos que se van creando se sienten como una evolución natural del propio elenco.
- Lleno de sentidos: Años de perro es una novela muy compleja. Grass inserta un sinfín de metáforas y dobles lecturas que hacen de la trama una alegoría en sí misma con muchos significados y cuya comprensión es más complicada que la de las novelas precedentes.
- Superando lo anterior: Años de perro supera el listón interpuesto por sus predecesoras. Tiene el mismo nivel de calidad pero resulta más completa en el apartado psicológico y más perfeccionada, si cabe, en cuanto a calidad narrativa se refiere.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Todos en uno: aunque Años de perro puede ser leída como una novela independiente, el lector no podrá apreciar todos los matices y metáforas de la obra sin haber leído antes El tambor de Hojalata. El personaje de Edouard Amsel, por ejemplo, se revela como una figura incompleta si no tenemos en cuenta lo ocurrido en los libros precedentes.
 

0 comentarios :

Publicar un comentario