lunes

Reseña: Una verdad delicada de John Le Carré

Wildlife (vida salvaje), una operación antiterrorista, se está preparando en el peñón de Gibraltar por parte de los servicios de inteligencia británico y estadounidense. Su objetivo: capturar a un yihadista comprador de armas. Sus autores: un miembro del ministerio Asuntos Exteriores, un contratista de defensa y un agente de la CIA. La operación se anuncia como todo un éxito, pero realmente parece haber sido un fiasco. Tres años más tarde un soldado de las Fuerzas Especiales que estuvo relacionado con Wildlife pondrá en jaque al ministro encargado de la operación y a algunos de sus participantes, que tendrán que decidir si cuentan o no la verdad.

¿Qué nos ha gustado?
- El regreso de un maestro: Una verdad delicada es un thriller que roza la matrícula de honor. Atractivo en su planteamiento, bien escrito y mejor desarrollado, el último trabajo de John Le Carré supera con creces su anterior novela, Un traidor como los nuestros, y recupera lo mejor del autor desde que escribiera El jardinero fiel.
- Una crítica social: tras la trama de Una verdad delicada se esconde una fuerte crítica del autor a los actuales sistemas de gobierno. Le Carré no esconde su disgusto ante los atropellos que los políticos y gobernantes comenten a espaldas de la sociedad y les ataca directamente en su último trabajo, con menos reparos de los que habituales.
- La mano de un experto: aunque si bien es cierto Una verdad delicada no tiene el mismo estilo pulido y perfeccionado del que disfrutamos en El honorable colegial, Le Carré tampoco decepciona en cuanto a prosa se refiere. Los diálogos se erigen como los grandes baluartes de la novela y las descripciones son precisas y concisas.

¿Qué no nos ha gustado?
- Personajes caricaturescos: las figuras narrativas que encontramos en Una verdad delicada son una buena muestra de la que da de sí una caricatura. Ninguno de ellos tiene una personalidad realista sino que son, más bien, imágenes deformadas de los estereotipos más clásicos de la sociedad americana e inglesa.

Artículos relacionados
Perdiendo la cabeza de Charlaine Harris
Una oscura obsesión de Kenneth Oppel
La luz del día de Eric Ambler
Culpable de Lisa Ballantyne
 

0 comentarios :

Publicar un comentario