viernes

Reseña: The Raven Boys de Maggie Stiefvater

Cada año, la noche de San Marcos, Blue Sargent acompaña a su madre al camino de los espíritus para ver a los que morirán en los siguientes doce meses. Sin embargo, este año es distinto: Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, ha visto a uno de estos espíritus, y eso solo puede significar dos cosas, o es su amor verdadero o lo va a matar. Los “chicos del cuervo”, es un grupo formado por tres jóvenes y Blue sabe que debe mantenerse alejada de ellos, porque los chicos del cuervo siempre traen problemas. Aunque nunca podría imaginarse el siniestro y oscuro mundo que los rodea, donde la magia dejará de ser un juego para convertirse en una amenaza que pondrá en peligro sus vidas.

¿Qué nos ha gustado? 
- Conexión más intensa: los vínculos que se crean entre los personajes de The Raven Boys son más fuertes y están mejor descritos que en Las carreras de Escorpio. Todo el elenco queda conectado en una tupida red de sentimientos encontrados, rivalidades y amores que refuerza la tridimensionalidad de las figuras.
- Más misterio: en la saga Temblor primó la fantasía y en Las carreras de Escorpio las aventuras. En The Raven Boys, sin embargo, Maggie Stiefvater apuesta de lleno por el misterio. El suspense domina toda la trama y, al estar muy bien dispuesta la tensión, el lector se siente inmerso en los secretos a los que se enfrentan los personajes.
- Una segunda parte impecable: aunque el primer tercio de la novela es un poco lento, a partir de la mitad, la novela da un giro radical. Se vuelve más dinámica, divertida e intensa, supliendo con creces las deficiencias iniciales.
- El amor que no falte: al igual que ya vimos en Las carreras de Escorpio, el amor es uno de los componentes que no puede faltar en ninguna de las novelas de Stiefvater. Y este nuevo trabajo no es ninguna excepción. Junto a Blue viviremos una relación intensa que se solapa con el resto de la trama de forma sobresaliente.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Demasiados frentes abiertos: Stiefvater inserta en The Raven Boys demasiadas líneas argumentales mezcladas entre sí. Esto supone una importante dificultad, sobre todo, al principio de la novela, pues el lector no termina de encajar todas las historias.

Artículos relacionados
El viaje del tigre de Colleen Houck
El hijo de Neptuno de Rick Riordan
Froi del exilio de Melina Marchetta
La mansión de los secretos de Chris Columbus

0 comentarios :

Publicar un comentario