martes

Reseña: Luces del sur de Danielle Steel

Hace más de una década, Alexa Hamilton partió de Charleston sin trabajo, con una hija pequeña y el corazón hecho añicos. Ahora es una prestigiosa abogada que se enfrenta al caso más importante de su carrera: la acusación de un posible asesino en serie. Durante la investigación, Alexa recibe una amenaza que la perturba más que si su propia vida peligrase; su hija, Savannah, comienza a recibir anónimos de alguien que la vigila y que parece estar empeñado en hacerle daño. A pesar de que lleva años sin hablarse con su ex marido, Alexa decide tragarse el orgullo y pedirle que aparte a su hija de Nueva York y que se la lleve con él a Charleston.

¿Qué nos ha gustado?
- Un regreso esperado: después de algunas incursiones sin demasiado éxito en el terreno de la fantasía y lo sobrenatural, Steel vuelve al tipo de novela romántica que mejor se le da: el romance realista y contemporáneo. Cierto es que Luces del sur no es, ni de lejos, la mejor novela de la autora y aún dista mucho para que Danielle Steel vuelva a ser Danielle Steel pero supone una mejora sustancial con respecto a sus anteriores novelas.
- Personajes más aceptables: uno de los aspectos en los que más se aprecia el cambio narrativo de Luces del sur con respecto a sus predecesoras es en los personajes. El elenco de esta última novela es real y humano. Y, a pesar de sus defectos, el lector llega a sentir aprecio por ellos.
- Madre e hija: la relación de Alexa con su hija Savannah es el gran acierto de Steel en Luces del sur. La autora explota al máximo los conflictos filiales-paternos para encender una chispa sentimental en la trama que nunca llega a ser muy edulcorada ni pesada.

¿Qué no nos ha gustado?
- Algo más de credibilidad, por favor: el final de Luces del sur es, sencillamente, decepcionante. Steel construye unos capítulos finales demasiado apresurados e inconsistentes que cierran la trama de forma artificial y poco creíble.
- Rapidez romántica: la relación de Alexa con Edward, a pesar de ser el centro de la trama, no está construida de forma convincente. La autora se apresura demasiado para emparejar a los protagonistas y no desarrolla todo lo que el lector podría esperar el amor de ambos.

Artículos relacionados
Los príncipes azules también destiñen de Megan Maxwell
La bibliotecaria de Logan Belle
Siete horas para enamorarte de Giampaolo Morelli
Un extraño en mi cama de Sylvia Day
 

0 comentarios :

Publicar un comentario