martes

Reseña: Los placeres de la noche de Sylvia Day

Él acude a ella en el crepúsculo, entre el sueño y la vigilia, para cumplir sus deseos secretos. Lyssa Bates nunca ha experimentado tal éxtasis: un hombre cuyos profundos ojos azules penetran en su alma y le prometen intimidades tentadoras y placeres sorprendentes.Pero este seductor inmortal es sólo un sueño, un fantasma de sus fantasías nocturnas. Hasta que aparece inexplicablemente en su puerta en carne y hueso.

¿Qué nos ha gustado?
- Más misterio: aunque Suplícame y Los placeres de la noche han aterrizado en España de forma casi simultánea, los dos últimos trabajos de Sylvia Day no pueden ser más diferentes. Los placeres de la noche posee una trama más consistente, en la que se apuesta de forma clara por el suspense, y que no cae en el mismo error que su predecesora: explotar de forma excesiva y casi monótona las escenas sexuales.
- Aportando algo nuevo: Day parecía haberse encasillado en la novela romántica-erótica. Con Los placeres de la noche, sin embargo, la autora ha demostrado que sabe fusionar a la perfección el romance, que es su gran fuerte, con otros género más complejos, como la fantasía, ofreciéndonos una novela diferente y original.
- Intensidad: Day nos deslumbra una vez más con la intensidad sentimental y emocional que derrocha en todas sus novelas. La relación de Aidan y Lyssa posee pasión, amor y escenas sexuales calientes que harán las delicias de los incondicionales de este tipo de novelas.

¿Qué no nos ha gustado?
- Mundo rebuscado: el universo fantástico en el que se enmarca Los placeres de la noche puede resultar demasiado complejo. Desde luego, Day no da forma al entorno lo suficientemente bien como para que el lector se sienta inmerso en él sin verse forzado a ello.

Artículos relacionados
Así es como termina de Kathleen MacMahon
Un amor despiadado de Sherrilyn Kenyon
Los hermanos Westfield 3. Mi hombre lobo de Lydia Dare
Diario de una sumisa de Sophie Morgan
 

0 comentarios :

Publicar un comentario