jueves

Reseña: Jugando con fuego de Niall Leonard

Cuando Finn descubre que su padre ha sido asesinado, su vida cambia radicalmente. Él es el principal sospechoso y deberá luchar para limpiar su nombre al mismo tiempo que averigua quién es el verdadero asesino de su padre. Finn deberá recorrer el sórdido submundo de Londres en busca de respuestas, desvelando los secretos oscuros de su familia y esquivando el peligro a cada paso.

¿Qué nos ha gustado? 
- Para devorar: Jugando con fuego es una novela muy rápida, que consigue atraer nuestro interés desde las primeras páginas y arrastrarnos hasta el final sin esfuerzo alguno. Todo ello gracias a la prosa rápida y sintética del autor y la rapidez con la que se desarrollan los acontecimientos.
- Retorciendo la trama: Niall Leonard hace una buena labor con la trama de Jugando con fuego. Inserta numerosos giros imprevistos y desemboca en un final de infarto, bien pensado y difícilmente previsible.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Empobrecimiento: los personajes no son, precisamente, el gran fuerte de Jugando con fuego. Carecen de riqueza, sus decisiones resultan contradictorias en muchos casos y no son demasiado atractivos como para que el lector se preocupe por ellos.
- Algunas lagunas: la trama de Jugando con fuego no es coherente de principio a fin. Tiene algunos vacíos argumentales y no todas las líneas de la historia concluyen de forma correcta por lo que, al final, nos encontraremos con más de una pregunta sin responder.

Artículos relacionados
El cumpleaños secreto de Kate Morton
El umbral del bosque de Patricio Sturlesse
Lumen de Ben Pastor
En la oscuridad de Ian Rankin

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada