martes

Reseña: El hotel de los corazones rotos de Deborah Moggach

Russell «Buffy» Buffery, un actor retirado que ya ha cumplido los setenta y vive en Londres, hereda un hostal en Knockton, Gales. A pesar del encanto de la casa y del lugar es difícil cuadrar las cuentas, por lo que Buffy decide impartir cursos para personas que acaban de salir de una relación y se sienten desorientados en los temas prácticos: mantenimiento del coche, cocina, lenguaje amoroso… Después de numerosos romances, tres matrimonios fallidos y cinco hijos, Buffy se siente más que preparado para llevar adelante el negocio, y empiezan a llegar los primeros huéspedes.

¿Qué nos ha gustado?
- La belleza de Gales: El hotel de los corazones rotos está ambientada en las campiñas inglesas y en las verdes praderas galesas. Deborah Moggach hace una buena labor en cuanto a la contextualización de la trama y el lector no tarda en sentirse transportado a la pequeña pensión en la que se alojan los protagonistas.
- Mejor personificación: uno de los detalles que se echó en falta en El exótico hotel Marigold fue la poca relevancia que Moggach le concedió al trasfondo personal de los personajes. En El hotel de los corazones rotos, la autora concede más importancia a las historias pasadas de cada figura lo que enriquece, sin duda, su construcción y caracterización.
- Sin complicaciones: El hotel de los corazones rotos es una novela breve, intensa y sencilla que no plantea cuestiones trascentales ni complejas al lector y que ofrece una lectura distendida y fácil de seguir.

¿Qué no nos ha gustado?
- Mezclando personas: El hotel de los corazones rotos es una novela de corta extensión que, sin embargo, tiene muchísimos personajes. Demasiados. Al final, el lector no tiene tiempo suficiente parta familiarizarse con todos ellos de forma efectiva.
- Siguiendo los mismos pasos: en esta nueva novela, Moggach sigue de cerca los pasos de su libro precedente, El exótico hotel Marigold. Una vez más volvemos a encontrarnos con un retrato tierno y sentimental sobre la tercera edad que, sin embargo, no ofrece nada nuevo para aquellos lectores que ya leyeron El exótico hotel Marigold.

Artículos relacionados
Once escándalos para enamorar a un duque de Sarah McLean
Casi una novela de Megan Maxwell
Destinada a gozar de Indigo Bloome
Siete años para pecar de Sylvia Day

0 comentarios :

Publicar un comentario