viernes

Reseña: Claire DeWitt y la ciudad de los muertos de Sara Gran

Claire de Witt es una experimentada detective, que desde que recuerda siempre ha querido serlo. Su pasión le lleva a seguir al reputado investigador francés Jacques Silette y su obra Détection, por ello decide finalmente formar parte de un exclusivo club de investigadores que utiliza tácticas poco frecuentes, como técncias adivinatorias, profecías, drogas o técnicas orientales. En esta ocasión Claire tiene que volver a Nueva Orleans, una ciudad con una gran significado para ella, donde tiene viejos amigos y también algún que otro enemigo por conocer. En Nueva Orleans la desaparición de un importante y adinerado ciudadano durante el Ktrina y en extrañas circunstancias hace que no le queda más remedio que vovler y despertar fantamas del paso que le atormentan.

¿Qué nos ha gustado?
- Misma línea, igual resultado: la novela previa de Sara Gran fue oscura, centrada en una trama dura en la que la autora no nos ahorró detalles morbosos ni optó por idealismos innecesarios. Claire DeWitt y la ciudad de los muertos sigue el mismo estilo ya que posee un argumento que nos sumerge de nuevo en los bajos fondos de la misma forma realista y feroz.
- Agilidad: Claire DeWitt y la ciudad de los muertos es una novela que, seguro, el lector terminará en tiempo record. Su prosa distendida y el suspense imperante en la trama nos empujarán a leer la obra sin descanso.
- Personajes misteriosos: Gran imprime a los personajes de Claire DeWitt y la ciudad de los muertos unas personalidades muy interesantes. Todos ellos esconden una esencia intrigante y misteriosa que se va revelando poco a poco según avanzamos en la novela.

¿Qué no nos ha gustado?
- Una protagonista… cuestionable: Claire es un personaje con el que es difícil sintonizar. Su adicción a las drogas y su dependencia excesiva de los métodos paranormales hace complicado que el lector sienta una simpatía sincera por ella desde el principio.

Artículos relacionados
La salvación de Rachel de John Locke
Venganza de Benjamin Black
Secretos familiares de David Baldacci
El guardián invisible de Dolores Redondo
 

0 comentarios :

Publicar un comentario