lunes

Reseña: Y las montañas hablaron de Khaled Hosseini

La decisión de una humilde familia campesina de dar una hija en adopción a un matrimonio adinerado es el fundamento sobre el que Khaled Hosseini, autor de las inolvidables Cometas en el cielo y Mil soles espléndidos, ha tejido este formidable tapiz en el que se entrelazan los destinos de varias generaciones y se exploran las infinitas formas en que el amor, el valor, la traición y el sacrificio desempeñan un papel determinante en las vidas de las personas.

¿Qué nos ha gustado?
- Prosa emotiva: si en algo destacan las obras de Hosseini es en la narrativa que todas ellas comparten. En Y las montañas hablaron, el autor vuelve a deleitarnos con una prosa emotiva, cargada de sentimientos, y muy correcta desde el punto de vista estilístico que eclipsa incluso el contenido de la trama.
- Como la vida misma: a diferencia de Cometas en el cielo, Y las montañas hablaron no gira en torno a problemas políticos o regionales. Se centra más en aspectos trascendentales del hombre como el crecimiento personal, la maduración o la importancia de la familia. Aún así, Y las montañas hablaron no pierde el poder emocional que tuvieron sus predecesoras.
- Humanos, como yo: los personajes son, tal vez, lo mejor que tiene Y las montañas hablaron. Ninguno de ellos se mueve en estereotipos o clichés y todos poseen una caracterización tan humana que el lector los percibe como figuras tan reales como él mismo.

¿Qué no nos ha gustado?
- Estructura compleja: en Y las montañas hablaron, Hosseini ha adoptado una estructura muy compleja, utilizando el punto de vista múltiple para narrar el periplo que abarca gran parte de la trama. La disposición, aunque bien pensada, no termina de encajar y los constantes cambios de personaje acaban por confundir al lector, sobre todo al principio de la novela.
- Aparecer y desaparecer: Khaled Hosseini incorpora y elimina personajes sin que se especifique la razón de estas constantes idas y venidas de forma clara. Así, el lector pierda un poco el rumbo de la identidad de cada figura y de la funcionalidad que cumplen dentro de la trama.

Artículos relacionados
Te llevaré a un lugar donde todo es posible de Laurent Gounelle
Brújulas que buscan sonrisas perdidas de Albert Espinosa
Las poseídas de Betina González
¿Dónde estás, Bernadette? de Maria Semple


0 comentarios :

Publicar un comentario