miércoles

Reseña: Todo tiene su precio de Lotte Hammer y Soren Hammer

Después de que el primer ministro alemán se tropiece con el cadáver de una joven, enterrado en la llanura helada de Groenlandia, Simonsen es enviado al Ártico a iniciar la investigación. La mujer, Maryann Nygard, fue asesinada hace más de veinticinco años, pero el modus operandi del asesino hace que al inspector le venga automáticamente a la cabeza un caso anterior en el que había trabajado. No solo se trata de las innegables similitudes entre las dos víctimas y la forma en que fueron asesinadas, sino que la aparición de este cuerpo hace que Simonsen se dé cuenta de que el sospechoso en el que centró sus pesquisas era, en realidad, inocente. Un inocente que acabó por suicidarse hace diez años, justo antes de ser detenido. Simonsen y su equipo acabarán descubriendo que el caso es mucho más complicado de lo que jamás hubieran podido imaginar.

¿Qué nos ha gustado?
- Una visión negra: Todo tiene su precio es una novela que apuesta de lleno por el realismo. Lotte Hammer y Soren Hammer ofrecen en su último trabajo una imagen muy bien perfilada de su país natal, y siguiendo en parte la línea de las novelas negras escandinavas actuales, mezcla bajo una misma trama policías, crímenes y críticas sociales.
- Ritmo adecuado: la trama de Todo tiene su precio sigue una estructura muy dinámica que consigue, gracias a los capítulos cortos, mantener el interés del lector y obligarle a seguir leyendo.

¿Qué no nos ha gustado?
- Personajes planos: el elenco de Todo tiene su precio no deslumbra precisamente por su buena construcción. Carece de una caracterización efectiva y el lector no llega a sentir en ningún momento una conexión narrativa con ningún personaje por lo planos e insulsos que resultan todos ellos.
- Prosa desajustada: la narrativa de Lotte Hammer y Soren Hammer es difícil de seguir. Los diálogos son llanos y sin consistencia, las descripciones no aportan nada y la narrativa, en general, necesita más de una corrección estilística.
- Buena idea, mala ejecución: aunque el argumento de Todo tiene su precio parte de una premisa bastante interesante, Lotte Hammer y Soren Hammer no terminan de dotarle de todo el atractivo que la historia podría haber tenido. El suspense no llega a cuajar y las resoluciones del crimen son excesivamente rápidas.

Artículos relacionados
El cementerio vacío de Ramiro Pinilla
No quiero matarte de Dan Wells
Palabras rotas de Karin Slaughter
El hombre sin pasado de Peter May


0 comentarios :

Publicar un comentario