lunes

Reseña: Solo un día de Gayle Forman

Cuando la seria y superresponsable Allyson encuentra por primera vez a Willem, un actor holandés de lo más informal, en el montaje de Noche de epifanía, entre los dos surge una chispa. De modo que, cuando el destino los reúne de nuevo, Allyson toma una decisión impulsiva y se arriesga a seguir a Willem a París. Tras solo un día juntos, la chispa se ha convertido en llama..., hasta que Allyson despierta para descubrir que el hombre a quien tanto ama se ha marchado sin dejar rastro. El cambio radical que sufre su vida en un solo día se convierte en un año de autodescubrimiento. Allyson se embarca en un viaje para liberarse de una existencia llena de límites y descubrir sus verdaderas pasiones, e incluso el verdadero amor.

¿Qué nos ha gustado?
- Creciendo y fortaleciendo: el único personaje que merece una mención especial de Solo un día es el de Allyson ya que es la única figura de todo el elenco que experimenta una cierta evolución y desarrolla una creciente complejidad. El resto de personajes son más planas y carecen de la capacidad de mejora de Allyson.
- París, mon amour: los escenarios son el gran baluarte de Solo un día. Forman describe las calles, los barrios y los ambientes de la ciudad del amor con sencillez pero, al mismo tiempo, haciendo que el lector se sienta inmerso por completo en la ciudad y en su alma.

¿Qué no nos ha gustado?
- Desequilibrado: hasta bien entrada la mitad de la novela, la trama de Solo un día es lenta y carece de aliciente para seguir leyendo. No es hasta las 100 últimas páginas cuando la historia da un giro radical y Gayle Forman recupera nuestro interés. Al menos, el de aquellos que han tenido la paciencia suficiente para llegar hasta el final del libro sin desesperar.
- Jugando con los estereotipos: los personajes de Solo un día, aunque Forman intenta dotarles de un cierto aliciente, se enmarcan demasiado en los clichés. Desde luego, el elenco de Solo un día no es tan rico como lo fue el de Si decido quedarme.
- Basta de lamentaciones: uno de los principales defectos de Solo un día son las páginas y páginas que Forman inserta centradas únicamente en las auto lamentaciones de la protagonista. Es muy cansado que gran parte de la trama esté formada solo por los diálogos de auto flagelación que protagoniza Allyson.

Artículos relacionados
Sobre mi madre de Richard Russo
Tu mentira más dulce de María Goodin
Reunión de amigas de Luis del Val
Made in India de Sophia Bennett
 

0 comentarios :

Publicar un comentario