viernes

Reseña: Rostro de sangre de Robert Pobi

Jack Cole trabaja para el FBI. Su especialidad es descifrar la personalidad y el modus operandi de los asesinos más terroríficos gracias a sus capacidades extremas de observación, a su memoria «eldética». Jack reconstruye los detalles relacionados con el crimen observando la escena y los cadáveres. Cuando su padre, un importante pintor americano enfermo de Alzheimer, está a punto de morir en un accidente, Jake se ve obligado a regresar a casa y enfrentarse a su pasado. En Montauk, el sheriff local, Dan Hauser, pide ayuda a Jake para resolver un horrible asesinato, el desollamiento de una madre anónima y su hijo, crimen que recuerda muchísimo al de la madre de Jake.

¿Qué nos ha gustado?
- Trama compleja donde las haya: a pesar de ser la novela debut de Robert Pobi, Rostro de sangre posee un argumento enrevesado y retorcido, muy bien estructurado y pensado, que retuerce la idea del thriller clásico para ofrecer una propuesta intensa y alejada de clichés argumentales esperados.
- Un final de infarto: la conclusión de Rostro de sangre es excepcional. Toda la intensidad que se crea a lo largo de la trama se funde en las últimas 100 páginas hasta conformar un final frenético que mantiene al lector al borde de la taquicardia.
- Prosa fina: el estilo narrativo de Pobi es claro, conciso y descriptivo. El autor evoca a la perfección los entornos y construye la tensión de forma creciente, utilizando para ello una prosa bien trabajada que no falla en lo esencial.

¿Qué no nos ha gustado?
- Acéptalo: algunos giros de Rostro de sangre requieren de mucha fe por parte del lector. Resultan tan inverosímiles que difícilmente pueden ganar la etiqueta de realistas.
- Repitiendo lo de antes: a partir del primer tercio de Rostro de sangre, la trama se vuelve un tanto repetitiva. Pobi se pierde en comportamientos y reacciones que el lector ya ha visto previamente hasta hacer del argumento algo monótono y aburrido en algunas partes.

Artículos relacionados
Tengo que matarte otra vez de Charlotte Link
El cementerio vacío de Ramiro Pinilla
No quiero matarte de Dan Wells h
Palabras rotas de Karin Slaughter
 

0 comentarios :

Publicar un comentario