martes

Reseña: Los secretos de Hadley Green. Seducir a lady X de Julia London

Cuando Harrison Tolly, hijo ilegítimo del conde de Ashwood, se entera de que Alexa Carey está embarazada, se ofrece a casarse con ella para protegerla del escándalo y así salvar el honor de la familia. La perspectiva de la boda y del bebé que está en camino le garantizan una nueva vida de privilegios, pero su corazón pertenece a lady Olivia Carey (la esposa de su despótico señor y hermana de Alexa), a la que intenta cortejar a pesar de las dificultades.

¿Qué nos ha gustado?
- Continuación adecuada: como continuación de El año que nos amamos peligrosamente y La venganza de Lord Eberlin, Seducir a lady X no defrauda. Se conserva el suspense de las novelas pasadas y también toda la potencia emocional que caracteriza las obras de Julia London.
 - El romanticismo que no falte: como todo libro de London, la trama de Seducir a lady X tiene el amor como principal baluarte. La autora hace de la relación sentimental de los dos protagonistas el núcleo de la historia pero no se pierde demasiado en edulcoramientos innecesarios.

¿Qué no nos ha gustado? 
- ¿De verdad?: algunos de los giros narrativos que London inserta en la novela carecen por completo de sentido. Da la impresión de que la autora los incorpora para dinamizar la historia pero lo único que consigue es sacrificar la credibilidad del argumento.
- Sin fuerza: los protagonistas de Seducir a lady X carecen de la intensidad emocional y narrativa que sí tuvieron las figuras de El año que nos amamos peligrosamente  Las caracterizaciones están muy marcadas por los estereotipos y sus comportamientos pierden, a veces, todo el realismo.
- Final en las últimas: la conclusión de Seducir a lady X es una completa decepción. Demasiado apresurada y forzada, cierra la trama casi con calzador, haciendo perder fuerza a la historia. 

Artículos relacionados
No sonrías que me enamoro de Blue Jeans
La última tentación de Autumn Laing de Alex Miller
Maravilloso desastre de Jamie McGuire
Repentinamente sexy de Linda Francis Lee

0 comentarios :

Publicar un comentario