lunes

Reseña: Los hermanos McCabe 2. Seducida por el enemigo de Maya Banks

Alaric McCabe siempre ha estado dispuesto a sacrificarse para defender los derechos de los suyos; por ese motivo ha aceptado desposarse con la hija del laird del clan vecino. Pero cuando se dirige hacia las tierras de su prometida, Alaric y sus hombres caen en una emboscada y son dados por muertos. Keeley McDonald fue traicionada por personas de su máxima confianza y desde entonces vive apartada de sus seres queridos. Cuando Alaric se desploma herido delante de su casa, ella acude en su auxilio y promete cuidarlo hasta que se recupere, sin pensar que su ofrecimiento pondrá a prueba su capacidad para resistirse al deseo que el guerrero escocés le provoca.

¿Qué nos ha gustado? 
- Emociones a flor de piel: uno de los grandes aciertos de Maya Banks en Seducida por el enemigo es la capacidad de la autora para hacer sentir al lector todos los sentimientos que ocupan el corazón de los personajes. Banks sabe explotar muy bien la fuerza emocional que prima en la novela para hacer que nadie quede indiferente ante ella.
- Amor creíble: la relación de Alaric con Keeley es, posiblemente, la mejor que ha construido Banks. Intensa, potente, cargada de pasión. Lo tiene todo para hacer de los personajes una pareja inolvidable.
- Mejorando lo bueno: después de la preciosa Enamorado de su enemiga muchos lectores podrían haber pensado que Banks no sería capaz de volver escribir una novela romántica tan perfecta. Pero se equivocaban. Seducida por el enemigo es incluso mejor que su predecesora. Tiene todo lo bueno de ésta pero posee aún más vigor y cuidado estilístico.
- Un entorno salvaje: el clan de los McCabe es el escenario perfecto para convertir una historia de amor en algo épico. La fortaleza de sus guerreros y el carácter indomable de sus mujeres aportan un aliciente inmejorable a la historia de Seducida por el enemigo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Sacrificando la historia: una importante diferencia entre Seducida por el enemigo y su predecesora es la poca importancia que tiene la historia personal de los personajes y la creciente relevancia de las escenas sexuales. Esto puede disgustar a muchos lectores que preferirían haber visto crecer a los personajes en lugar de presenciar sus escarceos amorosos.

Artículos relacionados
No te escondo nada de Sylvia Day
Tentación de Nicole Jordan
Luna de agosto de Laura Kinsale
Amor bajo el espino blanco de Ai Mi
 

0 comentarios :

Publicar un comentario