martes

Reseña: Las abejas reinas de Gill Hornby

Ha empezado un nuevo curso en la pequeña localidad de St. Ambrose. Mientras los pequeños están en clase, las madres, como cada año, se reúnen a la entrada y la salida del colegio. Hay que decidir cómo o, mejor dicho, quién organizará el mercadillo de este año. En esta comunidad todas las relaciones cuentan, y ninguna cara nueva pasa desapercibida. Bea y su pequeño corrillo de desesperadas seguidoras no están dispuestas a que ninguna recién llegada consiga el protagonismo. Aquí sólo hay sitio para una reina de la recaudación de fondos anual, y este curso hay demasiadas candidatas.

¿Qué nos ha gustado? 
- Ríete: los diálogos son el punto fuerte de Las abejas reinas. Gill Hornby imprime en las conversaciones un toque de humor irónico que despertará nuestro lado más divertido y nos hará soltar alguna que otra risa discreta.
- La fuerza de la amistad: Las abejas reinas es, ante todo, una novela sobre la amistad. La relación de los protagonistas y los lazos que se crean entre ellos sirven a Hornby para insertar en la trama una reflexión muy profunda y acertada sobre las complejidades de la amistad en un entorno inmejorable: el colegio.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Muchas abejas en la misma colmena: Las abejas reinas tiene un elenco demasiado numeroso. Al principio, el lector encuentra más de una dificultad para recordar los nombres de todos los personajes y, sobre todo, a las madres que protagonizan la novela.
- Sin evolución: en parte también como consecuencia del gran número de personajes que tiene la novela, Las abejas reinas carece por completo de evolución en su elenco. Todos los protagonistas quedan enmarcados en estereotipos y no poseen la evolución psicológica que uno cabría esperar.
- Lento principio: el arranque de Las abejas reinas está demasiado ralentizado. El autor describe hasta la saciedad el primer día de colegio de los niños en St. Ambrose School hasta el punto de que el lector llega a aburrirse con tanto detalle innecesario.

Artículos relacionados 
El último refugio de Tracy Chevalier
Y las montañas hablaron de Khaled Hosseini
El jardín de un hombre ciego de Nadeem Aslam
El pantano de las mariposas de Federico Axat
 

0 comentarios :

Publicar un comentario