martes

Reseña: La rueda del tiempo 20. Un recuerdo de luz de Robert Jordan y Brandon Sanderson

Los dirigentes de las naciones se reúnen en Campo de Merrilor para apoyar a Rand Thor o frenar su plan de romper los sellos de la prisión del Oscuro, algo que podría ser una señal de locura o la última esperanza de la humanidad. Egwene, la Sede Amyrlin, se inclina por lo primero. En Andor, los trollocs invaden Caemlyn. En el Sueño del Lobo, Perrin Aybara combate contra Verdugo. Mientras se aproxima a Ebou Dar, Mat Cauthon hace planes para visitar a su esposa, Tuon, ahora Fortuona, emperatriz de Seanchan. Toda la humanidad está en peligro, y el resultado se decidirá en Shayol Ghul. La Rueda gira, y la era actual llega a su fin. La Última Batalla determinará el destino del mundo. Desde 1990, cuando el primer libro de La Rueda del Tiempo se publicó, sus lectores han imaginado el final de esta saga que ha vendido más de cuarenta millones de ejemplares en treinta idiomas.

¿Qué nos ha gustado?
- Terminando una saga de 10: La rueda del tiempo ha sido una de las sagas más longevas y exitosas del género fantástico de los últimos años. Con Un recuerdo de luz, concluye esta serie estrella, apostando por un final inmejorable que sintetiza todo lo mejor de La rueda del tiempo y que viene a cerrar con broche de oro esta saga tan querida por los lectores.
- Más rapidez: una de las características más distintivas de La rueda del tiempo era su lentitud. Jordan invertía capítulos enteros en reflexiones entre personajes o monólogos internos. En cambio, Brandon Sanderson ha apostado en Un recuerdo de luz por el dinamismo. La trama se desenvuelve con más rapidez y existen menos pausas argumentales dentro de la misma.
- Prosa épica: Sanderson sabe muy bien cómo hacer ver al lector todo lo que ocurre en la trama. Su narrativa es fresca pero muy detallada y las escenas de acción son todo un acierto estilístico por parte del autor.

¿Qué no nos ha gustado?
- Más crueldad: Un recuerdo de luz es una novela que es mejor leer con el estómago asentado y el corazón tranquilo. Demasiadas tragedias y escenas escabrosas, y, sobre todo, demasiadas muertes de personajes. Parece como si Sanderson hubiera volcado en Un recuerdo de luz todas las tragedias que se ahorró Jordan en las novelas anteriores.
- Demasiadas batallas: la trama de Un recuerdo de luz es, en su mayoría, una sucesión casi interminable de batallas tras batallas. Llega un momento que tanto conflicto y tanta sangre derramada satura un poco al lector.

Artículos relacionados
La caída de los reinos de Morgan Rhodes
El héroe perdido de Rick Riordan
Encanto de Amanda Hocking
Sirena de Carolyn Turgeon

0 comentarios :

Publicar un comentario