martes

Reseña: Dispara, yo ya estoy muerto de Julia Navarro

Una extraordinaria novela de personajes inolvidables cuyas vidas se entrelazan con momentos clave de la Historia, desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, y que recrea la vida en ciudades tan emblemáticas como San Petersburgo, París o Jerusalén. Dispara, yo ya estoy muerto es una historia llena de historias, una gran novela que esconde dentro muchas novelas, y que, desde su enigmático título hasta su inesperado final, alberga más de una sorpresa y emociones a flor de piel.

¿Qué nos ha gustado?
- Sin fallos de estilo: la prosa de Julia Navarro en Dispara, yo ya estoy muerto es muy parecida a la que ya vimos en Dime quién soy: ágil, distendida, sin grandes retos estilísticos ni complejidades de vocabulario. Un estilo perfecto para entretener al lector sin plantearle, a cambio, retos de lectura.
- La misma Julia de siempre: Dispara, yo ya estoy muerto es una novela que sigue de cerca la línea argumental acostumbrada de las novelas de Navarro. No faltan los misterios, los conflictos entre personajes y la explosión sentimental. En definitiva, un libro que hará las delicias de los lectores más incondicionales de la autora.
- Un conflicto, múltiples perspectivas: es todo un acierto que Navarro haya escogido el punto de vista múltiple para conducir la trama de Dispara, yo ya estoy muerto. Esto ofrece al lector una panorámica más diversa y evolutiva sobre el conflicto entre Israel y Palestina y nos permite entender las distintas opiniones enfrentadas en la cuestión.
- Elenco vivo: Navarro incorpora en Dispara, yo ya estoy muerto un abanico de personajes muy amplio y numeroso. Pero, a pesar del gran número de figuras, la autora caracteriza a todos ellos con mucho acierto y el lector no tarda en simpatizar con ellos y sentirse cómodo con sus historias personales.

¿Qué no nos ha gustado?
- Los hay mejores: aunque Dispara, yo ya estoy muerto es una novela que se acerca al sobresaliente, no llega a marcar un antes y un después en cuanto a la literatura ambientada en el conflicto entre Israel y Palestina. Hay libros bastante mejores, que ofrecen una panorámica más rica y profunda de la cuestión como es el caso de Palestina de Hubert Haddad.

Artículos relacionados
Mañana lo dejo de Gilles Legardinier
Una mansión en la colina de Darcie Chan
La casa del silencio de Blanca Busquets
El aire que respiras de Care Santos
 

0 comentarios :

Publicar un comentario