lunes

Reseña: Beatiful bastard de Christina Lauren

Una becaria ambiciosa. Un ejecutivo perfeccionista. Y una tensión sexual insoportable. Descubre la novela que ha cosechado más de dos millones de lecturas online. Chloe Mills se ha relacionado con los Ryan desde que era una mocosa, así que cuando necesita una beca para finalizar su tesis en empresariales enseguida recurre a la Compañía Ryan Media. Lo que no se imaginaba es que tendría que trabajar para Bennett, el atractivo hijo de los Ryan, que se comporta como un perfecto imbécil con Chloe… hasta que una tarde, repasando una presentación, acaban sucumbiendo a la pasión encima de la mesa de reuniones. Tratando de mantener el equilibrio entre la profesionalidad y la lujuria, descubrirán con pavor que no es solo el sexo lo que les une: están perdidamente enamorados. Pero todo es tan complicado... y los continuos malentendidos a los que tienen que enfrentarse no van a facilitarles nada la tarea…

¿Qué nos ha gustado?
- Hace calor: las escenas de sexo de Beatiful bastard son muy picantes, cargadas de pasión y detalles morbosos. Desde luego, harán las delicias de aquellos adictos a la moda erótica actual. - Diálogos sarcásticos: los diálogos entre Chloe y Bennett no tienen precio. Todos ellos están cargados de sarcasmo, ironía y un fino humor que despierta más de una carcajada a lo largo de la novela.
- Cambiando la perspectiva: el hecho de que la novela este narrada desde el punto de vista alternativo de Chloe y Bennett ofrece a la trama algo de dinamismo. Asi, el lector conoce la perspectiva de los dos protagonistas y se adentra mejor en la relación tan especial que se crea entre ambos.

¿Qué no nos ha gustado?
- Sexo, sexo ¿y?: Beatiful bastard es una novela que no tiene trama. No hay una historia detrás de las innumerables escenas de sexo que pueblan la obra y al final todo queda reducido al morbo del sexo y poco más.
- Planos y llanos: todos los personajes de Beatiful bastard son muy simples. Ninguno de ellos tiene una caracterización adecuada que nos haga entender sus decisiones y comportamientos y tampoco experimentan una evolución coherente que les aporte algo de riqueza.

Artículos relacionados
Calle Dublín de Samantha Young
Monsieur de Emma Becker
Desátame de Julie Kenner
Cómo ligar con un duque de Megan Mulry


0 comentarios :

Publicar un comentario