lunes

Reseña: Volviendo de África de Corinne Homann

Corinne Hofmann describe su regreso a Suiza tras poner fin a su matrimonio, y las dificultades y alegrías con que allí se encontró. Hofmann detalla de manera sensible y conmovedora cómo fue capaz de construir una nueva vida para ella y su hija, dejando atrás su pasado masai y superando todos los obstáculos con el mismo coraje y optimismo que ambas tuvieron que demostrar en su vida en la sabana africana. Un testimonio y una experiencia inigualables. Un sorprendente relato de narrativa extranjera que habla por sí solo.

¿Qué nos ha gustado?
- Más sobre África: al igual que ya hizo en La masai blanca, Corinne Homann inserta a lo largo de su historia personal un colorido retrato de la África más rural. La forma de vida de los Samburu y la lucha por la supervivencia a la que estos se ven sometidos cobra una vitalidad especial que eclipsa incluso la vida de la protagonista.

¿Qué no nos ha gustado?
- Estropeando el amor: Volviendo de África es la continuación de La masai blanca, una novela llevada al cine que cautivó por lo particular de la historia romántica real vivida por Corinne con un masaii africano. Pero Volviendo de África es una continuación decepcionante donde las haya que dilapida parte de la magia africana y romántica de su predecesora y no posee ese toque diferente y original que sí tenía su predecesora.
- Sin nada que contar: Homann se pierde durante páginas y páginas en escenas que no aportan nada (la escalada al monte Kilimanjaro, por ejemplo) y con las que la autora rellena el libro sin aportar nada de interés al lector.
- Narrativa ramplona: en La masai blanca la prosa de Homann no deslumbró especialmente pero en Volviendo de África es aún más decepcionante. Vocabulario repetitivo y frases sin alma hacen de la narrativa de la autora un obstáculo más que un baluarte digno de mención.

Artículos relacionados
No somos los únicos que llevamos este estúpido apellido de Aude Murail
Las ventajas de ser un marginado de Stephen Chbosky
Antigua luz de John Banville
Baila, baila, baila de Haruki Murakami

0 comentarios :

Publicar un comentario