lunes

Reseña: Serás reina del mundo de Alexandra Lapierre

Hasta el siglo XVIII se impuso el silencio a los navegadores para que las rutas marítimas no fueran descubiertas así salvaguardar los descubrimientos de las naciones más poderosas de quienes buscaban aprovecharse. Isabel Barreto sustituyó a su esposo Álvaro de Mendaña al mando de la expedición hacia las islas Salomón, donde había un grupo de hombres que la rechazaban por ser mujer. Un personaje fuera de serie, valiente y ejemplar que se adelantó a su tiempo. Una apasionante novela que narra las aventuras de Isabel Barreto, la primera mujer que se atrevió a ponerse al mando de un barco y partir a la conquista del mundo.

¿Qué nos ha gustado?
- Una mujer desconocida: Serás reina del mundo es una biografía novela de una mujer olvidada por la historia que, sin embargo, tuvo una gran importancia en su época: Isabel de Barreto. Alexandra Lapierre nos acerca la vida de esta gran dama y muestra al lector un personaje muy poco conocidio de la época de los descubrimientos y las grandes expediciones marítimas.
- Novelando el pasado: Lapierre combina el rigor de los datos históricos de la vida de Isabel de Barreto con los detalles ficticios extraídos de la imaginación de la autora. Entremezcla ambos planos pero respetando al máximo la realidad de todos los hechos y de los personajes.
- Primera y tercera: desde el punto de vista estilístico, uno de los principales aciertos de Serás reina del mundo es la mezcolanza de voces que hace la autora dentro de la trama. Lapierre concierta la primera persona de las cartas de la protagonista con la tercera propia de la narración, aportando una perspectiva íntima y general al mismo tiempo.
- La líder de todos: el personaje de Isabel está muy bien construido. Se nota que Lapierre ha ideado la personalidad de esta figura con mucho cuidado hasta conformar una protagonista atractiva que deslumbra al lector desde el principio.

¿Qué no nos ha gustado?
- Más escenarios: aunque en su periplo marítimo Isabel atraviesa un gran número de escenarios, Lapierre no se detiene en ellos con la suficiente intensidad como para que el lector se sienta transportado al mundo que rodea a la protagonista.

Artículos relacionados
Boabdil. Un hombre contra el destino de Antonio Soler
Un reino lejano de Isabel San Sebastián
La hipnotizadora de Barbara Ewing
El secreto del Nilo de Antonio Cabanas

0 comentarios :

Publicar un comentario