miércoles

Reseña: Marcada a fuego de Nalini Singh

La centinela DarkRiver Mercy Smith es la hembra dominant e más peligrosa de su camada de leopardos. Su papel en el grupo y su propia naturaleza la han convertido en un ser muy exigente, y aunque lleva tiempo sufriendo por la falta del contacto físico que necesita, ninguno de los machos de su raza la satisfacen. El único macho en los alrededores que parece cumplir con todos los requisitos, incumple sin embargo el principal: no es de los suyos, ni siquiera es un felino. Riley es un macho igualmente dominante, un lobo SnowDancer, segundo en la cadena de mando tras Hawke, el macho alfa. La tensión sexual entre ellos es fortísima y comprueban que dejarse llevar por ella les genera un placer indescriptible, pero también son muy conscientes de los riesgos que conlleva una relación entre cambiantes igual de dominantes y apasionados…

¿Qué nos ha gustado?
- Manteniendo el listón bien alto: Nalini Singh ha conseguido con Marcada a fuego lo que muchos autores no han logrado con sus series. Asegurar la misma calidad e intensidad en todas y cada una de sus novelas. Y es que Marcada a fuego es una digna sucesora de Presa del placer que conserva lo mejor de la serie y añade más aliciente a la saga.
- Bien por Mercy: la protagonista indiscutible de Marcada a fuego es Mercy, una heroína que consigue cautivar al lector desde las primeras páginas y que se erige como una de las figuras mejor construidas y carismáticas de la saga.
- Para no aburrirse: Marcada a fuego es una novela con la que es imposible caer en el aburrimiento. Singh imprime a los acontecimientos el suficiente dinamismo y rapidez como para que el lector se sienta sumergido en la historia, incapaz de separarse de los personajes.
- La mejor entre las mejores: después de ocho libros en los que Singh no ha dejado de mejorar y crecer como escritora, parecía que la escritora no podía sorprendernos más. Pero con Marcada a fuego ha conseguido volver a hacerlo. Este último trabajo es de los mejores de la serie, equiparando en calidad y atractivo a Presa del placer, uno de sus mejores libros hasta la fecha.

¿Qué no nos ha gustado?
- Menos amor profundo: lo único que se echa en falta en Marcada a fuego con respecto a sus antecesoras es el componente romántico. Singh sacrifica en parte el amor profundo que vimos entre Ashaya y Dorian en Presa del placer y opta por una relación más sexual que romántica que puede no ser del agrado de todos los seguidores de la saga.

Artículos relacionados
Cazadores de sombras. Princesa mecánica de Cassandra Clare
Primera maldición de Lauren Kate
Hijo del fuego de Sherrilyn Kenyon
Un amor despiadado de Sherrilyn Kenyon

0 comentarios :

Publicar un comentario