miércoles

Reseña: Wild Cards 2. Ases en lo alto de George R. R. Martin

Todo comenzó cuando en 1946 el denominado virus Wild Card fue liberado en los cielos de Nueva York. Un virus que dio superpoderes a los Ases y desfiguró a los Jokers. Ahora, treinta años después, sus víctimas se enfrentan a un nuevo peligro. Desde las profundidades del espacio se acerca un ente alienígena, una amenaza mortal que podría destruir el planeta. Y en la tierra, el nuevo líder de una antigua secta de masones conspira para ayudarlo. Ases y Jokers deberán dejar de lado su odio y desconfianza, y formar una alianza si quieren ganar una batalla que no pueden perder.

¿Qué nos ha gustado?
- Cambio radical: con respecto a Wild Cards 1 se ha apreciado en Ases en lo alto una importante mejora tanto en consistencia como en calidad narrativa. Esto se debe, sobre todo, a que la trama es más sólida que la de su predecesora y el argumento en su conjunto no está tan fraccionado. Aunque se sigue manteniendo la misma estructura de historias independientes, la incorporación de una línea común hace que estas mantengan un lazo común que las relaciona y las mantiene unidas a pesar de sus diferencias particulares.
- Mismas ventajas: en Ases en lo alto se repiten los mismos aciertos que ya vimos en Wild Cards 1: cada una de las historias es una explosión de creatividad y humor que hará al lector disfrutar al máximo de la trama y también del humor que destilan sus diálogos. Especial mención en este sentido merece Croyd cuyas intervenciones son siempre momentos asegurados para reírnos con ganas.
- Conociéndote en profundidad: al estar protagonizada por los mismos personajes que su predecesora, Ases en lo alto supone un importante paso adelante en cuanto a la caracterización de los mismos. Con esta segunda novela el lector se adentra más y mejor en la personalidad de cada uno de ellos, subsanando así gran parte de los fallos que presentaban en Wild Cards 1.

¿Qué no nos ha gustado?
- Podía ser mejor: la trama de Ases en lo alto no es el culmen de la originalidad. Ninguna de las historias independientes supone un punto y aparte en cuanto a innovación narrativa se refiere y, sin duda, el lector echará en falta alguna que otra chispa de particularidad que no termina nunca de llegar.
- Villanos de mentira: si en algo falla realmente Ases en lo alto es en la consistencia de los “malos” de la novela. Su actuación es poco creíble, enmarcada en clichés y, desde luego, poco convincente desde el punto de vista narrativo.

Artículos relacionados
Ruinas de Orson Scott Card
El Mesías. El Primer Juicio de Wendy Alec
El Libro de los Portales de Laura Gallego
El señor penumbra y su librería 24 horas de Robin Sloan

0 comentarios :

Publicar un comentario