miércoles

Reseña: Un lío de mil demonios de Christopher Moore

En Un lío de mil demonios conocemos a una de las parejas más extrañas de los anales de la literatura. De un lado, tenemos al apuesto y centenario exseminarista Travis, y del otro está Truco, un demonio que tiene la mala costumbre de comerse a la gente. Desde que Travis invocara de manera accidental a Truco, ambos están condenados a permanecer juntos y su eterno periplo los lleva a la idílica Pine Cove. Mientras que el goloso demonio ve la ciudad californiana como un apetitoso buffet, Travis cree que allí puede encontrar el modo de librarse al fin de su indeseable compañero de viaje. Sin embargo, los habitantes de Pine Cove no recibirán con los brazos abiertos al extravagente dúo, y mucho menos cuando relacionen los extraños sucesos que han tenido lugar en el pueblo con la llegada de la pareja y comprendan lo que conlleva tener a un demonio como vecino...

¿Qué nos ha gustado?
- Dos personajes para no parar de reír: Catch y Gian son los dos principales baluartes de Un lío de mil demonios. Sus comentarios, actuaciones y guiños encubiertos al lector hacen las delicias de cualquiera a pesar de que no representan la imagen más convencional de protagonista heroico y aseguran alguna que otra carcajada siempre que aparecen.
- Corto e intenso: Un lío de mil demonios es una novela que pasa en un suspiro. A su ya de por sí corta extensión hay que sumarle el dinamismo que Christopher Moore imprime a los acontecimientos. No hay grandes bajones en el ritmo ni momentos para cansarnos lo que convierte el libro en una lectura perfecta para disfrutar de unas risas sin que caigamos en el aburrimiento.
- Abanico de personajes: otro de los grandes alicientes de Un lío de mil demonios es el rico elenco de personajes con el que cuenta la novela. Cierto es que ninguno de ellos llega a sobresalir por la perfecta construcción narrativa de la que hacen alarde pero el humor que todos ellos desprenden y lo paródico de sus actuaciones terminan por encubrir sus defectos.

¿Qué no nos ha gustado?
- Sin chispa: aunque realmente Un lío de mil demonios tiene más de un momento divertido que nos recuerda al mejor Moore, la novela en conjunto carece de la complejidad y el humor general que sí tuvieron las anteriores obras del autor.
- Confusión: a veces, el elenco de Un lío de mil demonios es demasiado confuso. No existen realmente personajes principales y secundarios y todas las figuras desempeñan un papel esencial dentro de la novel, sucediéndose y mezclándose sin orden ni concierto lo que genera una imagen bastante caótica dentro de la novela.

Artículos relacionados
Snuff de Terry Pratchett
American gods de Neil Gaiman
La corona de hielo de Terry Pratchett
Azul de Christopher Moore

1 comentarios :

Me gusta mucho Christopher Moore, no sabía que sacaban nuevo libro suyo. Pero he visto que en realidad es la primera novela que escribió, por eso tal vez no se reconozca al mejor Moore ;) De todas formas, leeré el libro.

Un saludo!

Publicar un comentario