viernes

Reseña: Melodía en la Toscana de Belinda Alexandra

1914. Florencia. Un misterioso hombre apodado el Lobo abandona a una recién nacida a las puertas de un convento de clausura. Una llave de plata oculta entre los paños que la envuelven es la única pista sobre su identidad. Quince años después, la pequeña huérfana, Rosa Bellocchi, se ha convertido en una bella muchacha con un don especial para la música y una sensibilidad inaudita hacia todo lo que la rodea. Su falta de vocación para tomar los hábitos y su espíritu curioso la conducirán hasta la villa Scarfiotti como institutriz de Clementina, la hija del marqués de Scafiotti y su inquietante esposa, una mujer fría y calculadora que esconde un oscuro secreto. Rosa, intrigada por un misterio que parece envolver a toda la casa y sus habitantes, hará lo posible para descubrir la verdad a pesar de las consecuencias.

¿Qué nos ha gustado?
- Viviendo en la Italia fascista: Belinda Alexandra tiene un auténtico don para transportar al lector al tiempo histórico en el que se desarrolla la trama. A través de descripciones evocadoras y preciosistas, la autora nos lleva por paisajes de ensueño en el corazón de la Toscana y por los acontecimientos históricos que marcaron el devenir de Italia, sin perder un ápice de atractivo ni encanto.
- A cada cual más perfecto: el elenco que protagoniza Melodía en la Toscana está plagado de figuras inolvidables con las que el lector se sentirá identificado. Alexandra sitúa a sus personajes en una constante lucha por la supervivencia, explotando sus sentimientos más profundos y demostrando a través de sus penalidades todo los horrores de la época histórica en la que se enmarcan.
- Una guerra templada: aunque Alexandra es muy explícita en cuanto a la descripción y contextualización de la Guerra Mundial, la autora tampoco se excede demasiado en detalles escabrosos o morbosos. Esto hace que, aunque realista, la novela nunca llegue a herir la sensibilidad del lector.
- Ritmo constante: Melodía en la Toscana es una novela que fluye con facilidad, sin baches narrativos ni momentos aburridos. Alexandra evita las páginas de relleno innecesarias, asegurando que la trama se desenvuelve con dinamismo y fluidez constantes.

¿Qué no nos ha gustado?
- Exceso de buenismo: en algunos puntos de la novela da la impresión de que Rosa, la protagonista, es demasiado buena para resultar realista. Sus reacciones son, en muchos casos, altruistas en exceso y muy apegadas a la idealización heroica.

Artículos relacionados
Querido, quería contarte de Louisa Young
Me hallará la muerte de Juan Manuel de Prada
Llegaré hasta ti de Tara Hyland
La hermana de Freud de Goce Smilevski

0 comentarios :

Publicar un comentario