jueves

Reseña: Las sucias calles del cielo de Tad Williams

Bobby Dollar es un ángel que sabe más sobre el pecado de lo que debería por su misión como abogado de las almas atrapadas entre el Cielo y el Infierno. Cuando las almas de los que acaban de morir empiezan a desaparecer, tomando por sopresa tanto al Cielo como al Infierno, las cosas empiezan a ir muy mal. Tan mal como para anunciar el fin del mundo. Atrapado entre las furiosas fuerzas del Infierno, la arriesgada y peligrosa estrategia de su propio bando, y un alma monstruosa y vengativa que le persigue para arrancarle la cabeza, Bobby va a necesitar la ayuda de todos los amigos que pueda conseguir en el Cielo, en la Tierra y en cualquier otro lugar.

¿Qué nos ha gustado?
- Fantasía exponencial: en Las sucias calles del cielo, Tad Williams hace una labor excepcional en cuanto a la contextualización y descripción del entorno urbano fantástico en el que se desarrollan los acontecimientos. Detallado, original y profundo, el autor sabe muy bien cómo sacar provecho de las posibilidades del contexto para sumergirnos en él de lleno.
- Cambiando de género: acostumbrados a las novelas de corte épico en las que Williams ha sobresalido hasta ahora, el cambio radical de género que ha supuesto Las sucias calles del cielo en la trayectoria del autor ha sido sorprendente. Sobre todo, porque desde el punto de vista narrativo, Williams ha demostrado que se siente igual de cómodo con la fantasía urbana que con la épica.
- Alma humana: una de las grandes ventajas de Las sucias calles del cielo es que ninguno de los personajes peca de estereotipado. No existen figuras malas por completo ni buenas en exceso sino que, más bien, Williams juega con la riqueza de matices y la evolución personal hasta convertir sus personajes en figuras muy ricas y caracterizadas.
- Misterio y reflexión: Las sucias calles del cielo es una novela a medio camino entre el género de suspense y el reflexivo-psicológico. El autor inserta en el entramado de misterio que rodea la trama pequeñas píldoras moralistas con las que el lector podrá reflexionar y apreciar la profundidad de la historia mientras saborea la resolución del misterio principal.

¿Qué no nos ha gustado?
- Dándole vueltas a lo mismo: en algunos capítulos, las reflexiones personales en las que se sumerge Bobby son excesivas y, desde luego, muy monótonas. Williams pierde en las elucubraciones del personaje páginas y páginas de material poco decisivo que, sin embargo, no contribuye a acelerar el ritmo narrativo.

Artículos relacionados
En la oscuridad de Ian Rankin
Cold cold ground de Adrián Mckinty
Memento mori de César Pérez Vellida
Rendez-vous en negro de Cornell Woolrich

3 comentarios :

¿Tiene escenas de combates este libro?

Hay algunas escenas de peleas, sí. Pero no resultan demasiado violentas ni pecan de elementos gore.

No estoy de acuerdo con lo que tú señalas como negativo. Al contrario esas partes permiten la construcción de un personaje tan entrañable e inolvidable como Bobby Dollar.

Publicar un comentario