jueves

Reseña: La caída de Arturo de J. R. R. Tolkien

La Caída de Arturo, única incursión de J. R .R. Tolkien en las leyendas del rey Arturo de Bretaña, puede ser considerado su mayor logro en el uso del metro aliterado en inglés antiguo. Una obra en la que consiguió comunicar la sensación de inevitabilidad y de gravedad de los acontecimientos: de la expedición de Arturo a las lejanas tierras paganas, de la huida de la reina Ginebra de Camelot, de la gran batalla naval al regreso de Arturo a Bretaña. Desgraciadamente, La Caída de Arturo fue uno de los extensos poemas narrativos que Tolkien abandonó durante aquel período, probablemente en 1937, el año de la publicación de El Hobbit y de los primeros albores de El Señor de los Anillos. Junto al texto del poema, se hallaron muchas páginas manuscritas, gran cantidad de borradores y diversos experimentos en verso en los que se revela la extraña evolución de la estructura del poema, junto con sinopsis en prosa, así como notas muy interesantes. En estas últimas, se pueden discernir claramente las asociaciones de la conclusión de Arturo con El Silmarillion, y el amargo final del amor de Lancelot y Ginebra, que nunca llegó a escribir.

¿Qué nos ha gustado?
- El Arturo más inglés: desde el principio de la novela, se aprecia el uso que Tolkien ha dado a las raíces más puras de la leyenda para reconstruir la historia del rey Arturo. El autor ofrece al lector una versión muy británica en la que quedan lejos los versionados extranjeros y con la que el lector conocerá de primera mano la imagen artúrica que más fiel sigue a Monmouth y, sobre todo, a Mallory.
- Un Tolkien desconocido: J. R. R. Tolkien es conocido, mayormente, por la saga de El señor de los anillos y por las novelas relacionadas con este universo de fantasía épica. Sin embargo, La caída de Arturo nos muestra una cara distinta del escritor, más atada a la tradición filológica y a la literatura clásica inglesa que poco o nada tiene que ver con el mundo de Frodo y compañía, ni en estilo ni en esencia literaria.
- Fragmento preciosista: aunque La caída de Arturo es en realidad solo una parte de la obra magna que Tolkien tenía previsto completar, lo cierto es que la novela, incluso incompleta, es una pequeña obra maestra. El uso que el autor hace de la lengua es aún más perfecto que en El señor de los anillos y la capacidad imaginativa del autor convierte la leyenda más conocida de Arturo en un universo original y mágico.
- Relacionando todo: para aquellos fans acérrimos, La caída de Arturo puede resultar una lectura muy recomendable. A pesar de las diferencias, Tolkien consigue entrelazar las leyendas artúricas con el origen de El señor de los anillos de tal forma que todo queda unido en un solo ente literario en el que nada queda al azar.

¿Qué no nos ha gustado?
- Solo para paladares especializados: La caída de Arturo no es una novela fácil ni asequible para cualquier tipo de público. No posee el estilo narrativo de El señor de los anillos ni la amenidad de El Hobbit. De hecho, al ser un largo poema su lectura resulta a veces muy compleja, poco cercana y más apta para paladares exigentes.

Artículos relacionados
La reina traidora de Trudi Canavan
La caída de los reinos de Morgan Rhodes
La espada maldita de Jon Courtenay Grimwood
Las tres lunas de Elspeth Cooper

1 comentarios :

No conocía esto de Tolkien, es cierto que no es su obra más conocida, a mí me gusta mucho la historia de El Señor de los Anillos, vi las películas en hbo go hace poco y creo que él siempre hacía una buena mezcla de la fantasía con la mitología así que debe estar muy interesante.

Publicar un comentario