miércoles

Reseña: El círculo de Bernard Minier

Un vecino llama a la policía para advertir de que hay un joven sentado junto a la piscina de la víctima, que está llena de muñecas flotantes. El joven, Hugo, drogadicto, resulta ser el único hijo de Marianne, el gran amor de Servaz y a la que este no ve desde hace más de veinte años. Hugo parece el único sospechoso del terrible crimen pero una vez que Servaz se pone a investigar, descubre algo mucho peor: Julian Hirtmann, el perverso asesino en serie de Bajo el hielo, podría estar detrás del crimen.

¿Qué nos ha gustado?
- Empezando sin reparos: el inicio de El círculo es lo mejor que tiene la novela. Un macabro crimen y una serie de coincidencias entrelazadas darán pie a la trama de la mejor forma posible. Rapidez y suspense asegurado que nos atraparán desde las primeras páginas.
- Mejor construcción: en Bajo el hielo los personajes no resultaron convincentes del todo y la mayoría de ellos carecían de profundidad. Sin embargo, en El círculo Minier aporta una mayor riqueza a las figuras, sobre todo a Servaz cuya personalidad aparece mejor definida que antes, y a los secundarios que ganan presencia y consistencia dentro de la trama.
- Perfeccionando la técnica: con respecto a Bajo el hielo, en El círculo se aprecia un importante salto de calidad. No solo ha mejorado el estilo de Minier que, en esta segunda novela está más pulido, sino que el suspense resulta más envolvente y la atmósfera que rodea a los personajes aparece mejor trabajada.

¿Qué no nos ha gustado?
- Perdiendo el arranque: a partir de la mitad de la novela, la trama pierde gran parte del empuje inicial. Cierto es que Bernard Minier incluye algún que otro giro imprevisto pero, a grandes rasgos, el argumento resulta más lento que el primer tercio y con una creciente monotonía.
- Necesitamos el anterior: para entender todas las complejidades y trasfondos de El círculo es casi imprescindible haber leído la anterior novela de Minier, Bajo el hielo, cuyos acontecimientos guardan una clara conexión con los de esta segunda obra y sin los cuales el lector puede sentirse un poco perdido.

Artículos relacionados
La cama de huesos de Patricia Cornwell
Ojos de hielo de Carolina Solé
Tengo que matarte otra vez de Charlotte Link
No quiero matarte de Dan Wells

0 comentarios :

Publicar un comentario