miércoles

Reseña: Night School 2. El legado de C. J. Daugherty

Ha pasado un año desde que Allie entró en la Academia Cimmeria. Allí ha encontrado nuevos amigos, un nuevo amor y, sobre todo, un lugar al que pertenecer. Pero sus muros esconden también un grave peligro para ella, y su incorporación a las exclusivas clases nocturnas hace evidente que esta vez Allie deberá defenderse por sí sola. Su vida se ha convertido en una arriesgada trama donde ya todo está en juego, incluso el amor. Y si no, ¿por qué siente todavía atracción por alguien que no lo merece?

¿Qué nos ha gustado?
- Un verano increíble: los primeros capítulos de El legado son los mejores de todo el libro. El verano de Allie está plagado de escenas de acción, revelaciones y un ritmo rápido y distendido que enlaza con el increíble final con el que C. J. Daugherty cerró Night School.
- Más interiorismo: a diferencia de Night School, Daugherty concede en El legado más importancia a la psicología y al desarrollo interior de los personajes. El lector se adentrará de forma más efectiva en la mente y en el corazón de Allie, cuya personalidad está mejor trabajada que antes.

¿Qué no nos ha gustado?
- Sin respuestas: en comparación con el torbellino de acontecimientos que era Night School, su sucesora aporta más bien poco a la historia y no responde a ninguno de los interrogantes que quedaron sin resolver al final del primer libro. No sucede nada nuevo que no viéramos con anterioridad en Night School y el lector tendrá la sensación de que en El legado no ocurre realmente nada digno de mención.
- Bipolares: en El legado se ha apreciado un importante cambio de personalidades en los dos protagonistas masculinos. La amabilidad de Carter parece haber desaparecido de forma radical y su actitud ha sufrido un cambio tan asombroso que el lector de Night School casi no le reconocerá. Por el contrario, todo lo desagradable de Sylvain también se ha esfumado y en su lugar queda un personaje más carismático y simpático que el que vimos en el primer libro de la saga.
- Perdiendo el empuje: a pesar del buen empiece con el que arranca El legado, a partir de la llegada de Allie a la Academia, todo el argumento parece detenerse en seco. La intriga, la acción y el interés que marcan el principio desaparecen por completo y la trama queda reducida a la aburrida rutina de los personajes, sin más alicientes que las clases especiales que reciben los “elegidos”.

Artículos relacionados
Everlost de Neil Shusterman
Entrenamiento básico de Robert Muchamore
El bosque de los corazones dormidos de Esther Sanz
Hive escuela de malhechores de Mark Walden.

0 comentarios :

Publicar un comentario