viernes

Reseña: La sombra de la noche de Deborah Harkness

Una vez asumida su condición de bruja con poderes para viajar en el tiempo, la historiadora Diana Bishop tendrá que usarlos y viajar al pasado para encontrar el Ashmole 782, un manuscrito secreto cuyos poderes evitarán el fin de la pacífica convivencia entre brujas, vampiros, daimones y humanos. Su marido, el genetista Matthew Clairmont, la acompañará en esa búsqueda, pero viajar al pasado no es tan sencillo para un vampiro, y mucho menos a un pasado que ya vivió, donde su «yo» del pasado desempeñó un relevante papel en la lucha política de la época; un «yo» que odiaba a las brujas como Diana. Rodeados de intrigas, Diana y Matthew se adentrarán en el Londres isabelino acompañados por los miembros de la Escuela de la Noche, entre los que se encuentran Christopher Marlowe y sir Walter Raleigh, e incluso por Shakespeare. 

¿Qué nos ha gustado?
- Un mundo sacado del pasado: los escenarios en los que se desarrolla La sombra de la noche están imbuidos de una magia tan particular que el lector no tiene ningún impedimento en sentirse transportado a los entornos históricos renacentistas en los que se desenvuelve la trama. Deborah Harkness sabe muy bien cómo aprovechar los escenarios a su favor y les dota de un encanto particular, que beneficia, sin duda, al atractivo de la novela.
- La bruja reina: en El descubrimiento de las brujas, Diana era una protagonista que, aunque apuntaba maneras, no logró cautivar al lector lo suficiente. En La sombra de la noche, sin embargo, Harkness hace de ella una figura carismática, más fuerte y coherente en cuanto a construcción narrativa, y con más presencia dentro de la trama.
- Envueltos en hechizos: el mundo de magia y encantamientos de La sombra de la noche es, sin duda, lo mejor que tiene la novela. Se percibe desde el principio que Harkness se ha tomado su tiempo para construir este universo literario, que juega con muchos elementos ya conocidos, pero de una forma diferente para lograr un efecto nuevo y original.

¿Qué no nos ha gustado?
- Demasiada historia: La sombra de la noche posee un trasfondo histórico muy bien documentado y trabajado por la autora. No obstante, a veces da la sensación de que Harkness se excede en detallismo y algunos pasajes parecen más una lección de historia que una parte de una novela de ficción.
- Ralentizando: después de más de 100 páginas, el lector empieza a percatarse de que la rapidez no es, precisamente, el punto fuerte de la novela. La trama de La sombra de la noche se desarrolla con tanta lentitud, sobre todo al principio, que a veces nos costará trabajo seguir adelante con la lectura.

Artículos relacionados
La reina traidora de Trudi Canavan
La caída de los reinos de Morgan Rhodes
American gods de Neil Gaiman
Firelight de Sophie Jordan

0 comentarios :

Publicar un comentario